Por qué es importante una buena limpieza facial pasados los 30 y qué pasos no podemos saltarnos

Mantener el rostro firme y saludable depende de nosotros.

Baylee Gramling @bayleejadegramling para UnsplashBaylee Gramling @bayleejadegramling para Unsplash

Una de las claves más importes para presumir de piel firme y joven durante más tiempo es la limpieza facial. Un rostro limpio es sinónimo de salud, de brillo. “El exceso de comida, el alcohol y la falta de sueño se reflejan en la piel con efectos como la retención de líquidos, la aparición de bolsas, la sequedad en la piel o los signos de fatiga. Para revertir esos efectos negativos es importante tener una rutina facial que ayude a restaurar el rostro, poniendo especial hincapié en el primer paso: la limpieza”, apunta María González, farmacéutica y Skin Advisor de la firma Ami Iyök.

Es importante comenzar con este ritual en la adolescencia, al igual que seguimos un ritmo de vida saludable desde bien temprana edad, debemos hacer lo propio con el cuidado de nuestro cutis. Sin embargo, es a partir de los 30 cuando es importante hacer hincapié en ello. ¿El motivo? Los años no pasan en balde y es en la trentena cuando la piel comienza a perder brillo y la elasticidad, los primeros signos de la edad comienzan a ser visibles. A pesar de no poder eliminarlos, frenar su aparición sí está en nuestras manos, y la limpieza facial es clave para ello. “Es importante tener una buena higiene facial diaria para eliminar los restos de sebo, sudor y polución acumulados a lo largo del día y así evitar un incremento de flora microbiana saprofita, causante de muchos problemas cutáneos como el acné, rosáceas, dermatitis atópica, etc., pero también porque la suciedad crea una barrera en la piel que impide la correcta absorción de los activos de tratamientos hidratantes y nutritivos posteriores”, resalta la experta.

Para lograr que el rostro esté totalmente limpio, es importante realizar dos rutinas, una más suave por las mañanas y poner el foco en las noches. “La rutina de limpieza facial se recomienda tanto por la mañana como por la noche. No obstante, la limpieza más importante es la de la noche, ya que elimina maquillaje, polución, suciedad, restos de sebo, sudor y el protector solar, dejando la piel lista para que se repare durante la noche”, explica María.

La importancia de elegir un buen limpiador facial

En la actualidad, son múltiples las opciones que podemos encontrar en cuanto a limpiadores faciales. Pero, ¿cuál es la más adecuada? “La calidad de los productos limpiadores usados es importante, se recomienda que contengan tensoactivos suaves, y que no sean muy agresivos e irritantes para la piel”, resalta González. “Si lavamos el rostro solo con agua no eliminamos el maquillaje, el sebo ni la mayoría de los contaminantes que se acumulan durante el día, ya que no son solubles en agua. Para ello necesitamos la acción de una base oleosa, presente en los tensoactivos del limpiador, para arrastrarlos”, apunta.

Aquí algunos limpiadores que pueden ser de gran ayuda para una higiene facial idónea. ¡A presumir de rostro!

Ami Iyök,La Razón (Custom Credit)

Kombu Nectar de Ami Iyök (45 euros)

Herbera CosmeticsLa Razón (Custom Credit)

Reishi Micellar Cleansing de Herbera Cosmetics (24 euros)

Freshly CosmeticsLa Razón (Custom Credit)

Rose Quartz Facial Cleanser de Freshly Cosmetics (18 euros)

OmoroviczaLa Razón (Custom Credit)

Thermal Cleansing Balm de Omorovicza (69 euros)