Estas son las ‘red flags’ que Tamara Falcó tendría que haber visto en Íñigo Onieva y que todas tenemos que ver en nuestras parejas

Para analizarlo, hemos charlado con la psicóloga Silvia Congost, experta en conflictos de pareja y autora de ‘Personas tóxicas’

Tamara Falcó y las banderas rojas de Íñigo Onieva.
Tamara Falcó y las banderas rojas de Íñigo Onieva. FOTO: GAA GTRES

Todas somos Tamara Falcó. Bueno, o alguna vez en la vida lo hemos sido. Lo que está claro amigas, y lo siento por Íñigo Onieva, pero en esta redacción somos del ‘team Tamara Falcó'. Y solo estamos esperando que de verdad este martes salga a hablar, como toda una mujer empoderada, y nada de una imagen como la de Chenoa en chándal y llorando. Ya está bien. Hemos aprendido mucho en estos años y ni la propia Chenoa lo volvería a hacer. Las mujeres no tenemos que sentir vergüenza cuando un hombre nos pone los cuernos, ya sea públicamente o en privado. Los culpables son ellos y nosotras tenemos que tener la cabeza bien alta.

Tami, amiga, sal, empoderate y que sea Íñigo Onieva el que tenga que agachar la cabeza y morirse de vergüenza públicamente ante toda España. Y repito, todas somos Tamara Falcó. O lo que es lo mismo, a todas alguna vez nos han engañado, nos han hecho ‘ghosting’ o nos han puesto los cuernos. Pero, ¿cuáles son las ‘red flags’ que Tamara Falcó tendría que haber visto en Íñigo Onieva? Pues para saberlas, hemos querido hablar con la psicóloga Silvia Congost, experta en conflictos de pareja y autora de ‘Personas tóxicas’, para que nos de todas las claves y que sea más difícil que otro Íñigo de la vida, nos haga un Tamara. Porque para eso estamos, para ayudarnos entre nosotras y apoyarnos. Pero voy a dejar de hablar y darle la palabra a Silvia Congost, que ella es la experta en el tema. Pero antes, Tamara, todas estamos contigo.

Las ‘red flags’ de Íñigo Onieva en su relación con Tamara Falcó según Silvia Congost

Lo que está viviendo Tamara Falcó estos días, es una dura experiencia que han pasado muchas personas alguna vez. La vida es un continuo proceso de aprendizaje y, en ocasiones, para aprender tenemos que pasar por situaciones muy duras a nivel emocional y que nos hacen sufrir mucho. Pero, a pesar de que se trate de algo tristemente común, lo importante es que, si te ha ocurrido a ti, seas capaz de entender qué pasó, en qué fallaste y cuáles fueron las señales que la vida te mostró como alarma, para poder identificarlas en un futuro, evitando así que vuelva a sucederte lo mismo otra vez.

En el caso de Tamara Falcó e Ínigo Onieva, se puede observar que Tamara es una mujer inteligente, valiente y capaz, pero a la vez hay en ella una dosis importante de ingenuidad y falta de experiencia, lo que la convierte en un ser vulnerable ante determinados perfiles como el que la enamoró. Si aprende lo necesario de este golpe de la vida, ella se volverá más fuerte y precavida, lo cuál agudizará su intuición y su sentido común. Pero, ¿cómo lograrlo?

1. Cuando el río suena...

Está claro que hay casos de personas que son insultadas y calumniadas injustamente, pero la experiencia nos demuestra que cuando el río suena, algo lleva. Si todo tu entorno (no solo la prensa, etc), principalmente las personas que te quieren de verdad y por ello, te dirán lo que piensan aunque te duela, porque no quieren verte sufrir, tiene una misma opinión sobre tu pareja, y esta opinión es mala, es porque eso que ven, se ve con mucha claridad y existe realmente. Si tú no lo ves, por lo menos no te cierres en banda, trata de analizar lo que ves de forma objetiva.

2. Tergiversar, buscar excusas, justificarse,...

Si te das cuenta que en tu relación, en más de una ocasión (dos son una barbaridad) le tienes que pedir explicaciones a tu pareja de algo malo que supuestamente ha hecho, algo que te duele o con lo que te ha herido y que puede poner en la cuerda floja la relación, y se tiene que justificar o te cuenta un cuento para darle la vuelta, etc...mal. Muy mal. ¡Incluso hay casos en los que tal vez acabas tú pidiendo perdón por haber desconfiado! Esto sería un claro indicador de que te manipula y te hace creer lo que quiere.

3. Hacer de madre

Si te ves en más de una ocasión teniendo largas charlas con él, para que entienda que no puede hacer determinadas cosas, que hay hechos que te duelen y están mal (hablo de cosas muy evidentes, por supuesto), estás adoptando el rol de madre en la relación y eso, tampoco es nada sano y mucho menos, un buen indicador de éxito. Deberías elegir una pareja que ya haya aprendido en su casa los conceptos básicos de respeto, bondad, lealtad y compasión.

4. No retroceder

¿Estas personas aprenden? Depende de lo inteligentes que sean. Lo que es importante es no darles otra oportunidad porque de hacerlo, en el fondo lo que entienden es que no tienes límites, que eres profundamente tonta y que pueden hacer lo que les de la gana contigo. Sin mencionar, por supuesto, que volver con alguien que te ha tratado así, solo puede hacerse a cambio de tirar la poca dignidad que te queda por la borda, está claro. Y si ya no tienes dignidad, ¿qué te queda?

5. No te atrevas a mencionar el amor

Si decides volver, no digas que lo haces por amor, porque alguien que te ha tratado así, te ha demostrado que evidentemente no te ama (eso está claro, por mucho que lo pregone a los cuatro vientos por sus redes sociales). El amor se demuestra con los hechos y actos del día a día (no con regalitos caros, ni mucho menos con palabrería barata).

Y si decides volver con alguien que te ha hecho esto es, por un lado, porque no has entendido nada del amor y por otro lado, porque sufres dependencia emocional, es decir, crees que sin él no podrás ser feliz, que lo que sentís vosotros no lo volverás a sentir por nadie, que solo vosotros lo sabéis, que solo puede ser él, y un sinfín de otros pensamientos carentes de sentido que llenan la mente de quien sufre dependencia.

Y si decides volver, por favor...

- Tengamos interés en convertirnos en personas maduras y aprovechemos estas experiencias que a veces no vivimos directamente nosotros, para aprender y crecer. Para incorporar una idea del amor más sana. Leamos más, busquemos información sobre ello. Es la única forma de entender mejor y estar prevenidos.

- Aprendamos a escuchar nuestra intuición. Cuando nos mienten lo sabemos, no permitamos que nos engañen debido a nuestros miedos a decepcionar o a no encontrar a nadie más.

- Trabajemos para fortalecer nuestra autoestima. Esto nos ayudará a tener claro dónde están nuestros límites, a identificar qué es lo que nos daña y no nos conviene y a preferir estar solos antes que estar mal acompañados.

Tamara Falcó es una mujer con suerte. Este golpe de la vida, justo ahora, es un verdadero regalo, aunque tal vez aún no lo vea. Es un motivo enorme para celebrar y una experiencia inmejorable para aprender, crecer y hacerse aún más fuerte.