La diadema elástica de siempre vuelve a ser tendencia y Paula Echevarría acaba de regresar a su infancia con ella

¿Quién no la ha llevado de pequeña? La duda es si vamos a volver a caer en ella

Paula Echevarría vuelve al trabajo con un bronceado perfecto.
Paula Echevarría vuelve al trabajo con un bronceado perfecto. FOTO: Sergio R Moreno GTRES

Carmeron nos avisó y Paula Ecchevarría lo confirmó. Ese podría ser el resumen de todo. Y es que la influencer española que más sabe de Zara, o lo que es lo mismo, Carmeron, lleva avisándonos hace meses de que las diademas elásticas esas que llevábamos en nuestra infancia, han vuelto. Y aunque al principio nos parecía una broma de mal gusto (y de moda), no amigas, es muy real. Pese a nosotras. Porque si habíamos acabado odiando esas diademas elásticas que teníamos en todos los colores, que nos apretaban hasta las ideas, y que nos dejaban luego marca en el pelo, aquí están de nuevo. Ya sabemos que en la moda, desgraciadamente, todo vuelve. Y el fantasma de las tendencias pasadas están aquí para decirnos que Paula Echevarría ya ha confirmado que vamos a llevar diadema elástica. Porque si ya la ha llevado la actriz asturiana, estamos contando los días para caer rendidas a esta tendencia.

Estamos hablando de la diadema Bardot. Sí, la cinta elástica de toda la vida. Para la colección de otoño-invierno 2017/2018 de Chanel, Karl Lagerfeld coronó a todas las modelos con bandas a ras del nacimiento del cabello, ya fuesen con acabado en piel, ya fuesen decididamente deportivas. Pero en aquel momento se quedó en la pasarela, pero en pleno 2022 ya está arransando en la calle y entre nuestras famosas. Y si no que se lo digan a Paula Echevarría.

Paula Echevarría con diadema elástica.
Paula Echevarría con diadema elástica. FOTO: @pau_eche

Una diadema que también nos recuerda a Brigitte Bardot, porque la actriz francesa puede ser la musa más inspiradora y al mismo tiempo práctica a la hora de lucir estas diademas XL, en tanto que lo hizo llevando un pantalón oscuro, una sencilla camiseta de rayas y un cárdigan azul marino. Parece que este año los coleteros se quedarán en el cajón y tocará recuperar la diadema que más se llevo a principios de los 2000 y que seguro a más de una lectora le traerá recuerdos de su adolescencia y juventud. Y Paula Echvarría nos lo ha dejado claro.