¿Qué come...Nuria Roca?: «Cómo me sale el arroz al horno de mi abuela...»

Escritora y locutora de radio. Le encanta comer y cocinar. Su especialidad, como buena valenciana, es el arroz.

  • ¿Qué come...Nuria Roca?: «Cómo me sale el arroz al horno de mi abuela...»

Tiempo de lectura 4 min.

07 de mayo de 2016. 03:04h

Comentada
8/5/2016

Aunque veamos a Nuria Roca presentando programas de radio o de televisión, fue primero arquitecta técnica, de ahí que resalte que «la comida entra por los ojos y forma parte de la cultura. La presentación es tan importante como el sabor para triunfar en la mesa». Para ella comer es un placer y como amante de las cosas buenas «la buena comida me encanta; probar ingredientes nuevos o descubrir restaurantes, lo considero un lujo». Suele ocurrir que a las personas que disfrutan con la gastronomía también les gusta cocinar. A ella le pierde la cocina japonesa, que también hace compatible con un buen chuletón con patatas o con la dieta mediterránea, «no puedo resistirme a unas verduras de primera calidad o a unas lentejas. Cocinar es de las pocas cosas que me relaja. Lo disfruto mucho cuando tengo tiempo. Me gusta, cuando no es una obligación».

Sin referencia familiar por la que guiarse entre los fogones, asegura que «he aprendido poco a poco y se me da bastante bien. Creo que en la cocina tienes que tener mano». Como buena valenciana el arroz es el puntal del que parte todo y de ahí que su especialidad sea «el arroz al horno de mi abuela. Lo sigo haciendo con su receta original y, aunque esté mal decirlo, me sale para chuparse los dedos. Es la comida que siempre me piden mis amigos y la favorita de mis tres hijos». La puesta en escena es importantísima y más para alguien que disfruta con los cinco sentidos: «Cuando cocino me encanta ponerlo todo bonito, arreglar los platos. Es importante la vista a la hora de sentarse a comer y cuando voy a un restaurante disfruto de todo el proceso, desde la elección del lugar, al vino, la compañía, el menú, los cafés y la sobremesa». Para cocinar hay que tener provisiones y las de la escritora llegan gracias a internet. «La gran compra, la no perecedera y pesada, siempre online en un supermercado. La verdura, en mi frutería del barrio, y la carne y el pescado en pequeños establecimientos especializados». «Recién hecha la compra, mi nevera está preciosa, llena de color, con mucha verdura y fruta; pero si la abres al final de la semana, igual escuchas hasta el eco. Hay de todo porque somos muchos, de diferentes edades y gustos. Imprescindibles son los snacks para el aperitivo, por si tengo invitados o por si me apetece algún capricho como una buena bolsa de patatas fritas o unos mejillones en escabeche».

Le encanta pedir recetas y que se las pidan, « eso significa que lo que has comido te ha gustado». Le produce mucha satisfacción agradar con sus guisos o que la agraden.

Borda el arroz y su olor se ha quedado grabado en su memoria gustativa :«El del arroz de mi abuela al entrar en su casa; la paella de los domingos en verano y al aire libre o una simple naranja recién cortada del árbol cuando íbamos al campo, son olores que se me han quedado retenidos para siempre». Reconoce que no es una comensal de mezclar tendencias culinarias, si come japonés quiere que sea japonés sin mezclar con mexicano o francés. En cambio se confiesa «muy carnívora. Una buena carne con patatas me parece un manjar. Y, últimamente, me he aficionado tanto a las “gyozas” de KaButoKaji KBK. Me podría tomar 10 de una sentada».

Sus únicas manías gastronómicas son que no come trigo, considera la bolsa de patatas fritas un manjar y le encanta buscar quesos allí donde va y luego se los come con una copita de vino tinto.

Su selfiereceeta: Tempura de cangrejos

Ingredientes : -Cangrejos de caparazón blando-Harina para tempura-Agua con gas-Comino-Aceite de oliva-Sal y pimienta-Salsa de soja o salsa elaborada con mango, ralladura de jengibre, trocitos de chile y soja.

Elaboración:

Limpiar bien los cangrejos y trocearlos en cuatro o cinco piezas. Limpiar de nuevo y escurrir. Mientras, preparamos el rebozado, mezclando la harina con el agua con gas, hasta obtener una crema ligera, parecida a la de los crepes. Salpimentar al gusto. Rebozar los trozos de cangrejo en aceite bien caliente. Una vez dorados, dejar escurrir y servir con salsa de soja o de mango.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs