MENÚ
martes 15 octubre 2019
03:44
Actualizado

Susana Díaz anuncia un acuerdo para eliminar burocracia a las empresas

La CEA constituye el Consejo Empresarial de Andalucía para promover el liderazgo y el reconocimiento social de la empresa

  • La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al presidente de la CEA, Javier González de Lara (Foto: Efe)
    La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al presidente de la CEA, Javier González de Lara (Foto: Efe)
Sevilla.

Tiempo de lectura 8 min.

10 de julio de 2018. 17:22h

Comentada
La Razón.  Sevilla. 10/7/2018

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ha constituido este martes el Consejo Empresarial de Andalucía, órgano consultivo de

carácter interno, para impulsar el libre mercado, la competitividad de la economía andaluza y el reconocimiento del papel vertebrador de la empresa en la sociedad como creadora de empleo, riqueza y bienestar social, fortaleciendo además una imagen positiva de la gran empresa en Andalucía.

En el acto de constitución han participado el presidente de la CEA, Javier González de Lara, y sus vicepresidentes, así como la tesorera de la Confederación y las empresas que forman parte del Consejo. Asimismo, también han asistido la presidenta de la Junta, Susana Díaz; el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios; el consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio Ramírez de Arellano, y el consejero de Empleo, Javier Carnero.

El Consejo Empresarial de Andalucía está integrado por 45 empresas miembros de la Confederación, de las cuales han asistido a su constitución 40 de ellas. Entre todas suman 40.000 millones de euros anuales en facturación y más de 97.000 empleos, representando el 25 por ciento del PIB de la Comunidad Autónoma.

Entre esas empresas están representadas aquellas que tienen un mayor vínculo con la organización, una mayor aportación a la economía andaluza, una posición estratégica o tractora en su actividad y aquellas que cuentan con una especial singularidad y potencialidad, especialmente en los ámbitos relativos a innovación e internacionalización. Asimismo, también se han tenido en cuenta criterios de dimensión, representatividad territorial y sectorial, y el género de sus

máximos representantes.

El presidente de CEA, Javier González de Lara, ha señalado que la constitución de este Consejo se inscribe en el gran Pacto por la Empresa en Andalucía que propuso en su toma de posesión tras su reelección como Presidente. A este respecto explicó que una de las principales tareas de este órgano consultivo es lograr que “la sociedad reconozca a la empresa sin tener que acudir a sus apellidos, sin eufemismos”.

“Queremos -dijo- una sociedad pro empresarial para situar a la empresa en el centro de la toma de decisiones, que es la posición social que le corresponde”.

El presidente de CEA manifestó que el objetivo de este Consejo es “fortalecer una imagen positiva de la empresa en Andalucía, para que quién nos gobierne, sea de la administración territorial que sea, mantenga una actitud de sensibilidad hacia quienes creamos empleo de manera intensiva, pues en muchas ocasiones se pospone la necesidad de la empresa, a la oportunidad política”.

Por tal motivo, “hemos asumido que es nuestra responsabilidad cambiar esa percepción social de la empresa y lograr una mayor comprensión para la misma”. “Mejorar nuestra imagen, facilitar un clima más favorable, ése es nuestro objetivo y nuestra responsabilidad” por lo que en esa línea se inscribe “nuestra convicción en la función social de la empresa y en su impulso”.

Javier González de Lara ha manifestado que espera un mejor tratamiento normativo para las empresas, especialmente en la normativa ambiental; una mayor comprensión e interés hacia la adquisición de dimensión por las empresas; y un mayor grado de inversión pública, al igual que una mejor financiación para la Comunidad Autónoma Andaluza, entre otras muchas cuestiones.

El presidente de CEA ha explicado que el Consejo Empresarial de Andalucía será un Foro para el encuentro de las grandes compañías que operan en nuestra región. “Nuestro objetivo --añadió González de Lara-- no es constituir ni una organización, ni un ‘think thank’, ni un lobby, sino construir dentro de CEA un mensaje que ayude a propiciar un cambio sobre la percepción global que se tiene de la empresa, para seguir contribuyendo al bienestar de todos”.

Susana Díaz

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunció que “en las próximas semanas” firmará un acuerdo de eliminación de trabas administrativas, tanto en el ámbito medioambiental como en la actividad económica en su conjunto.

La presidenta ha apuntado que se trata de que el Ejecutivo andaluz se comprometa “en cosas que son de urgente necesidad” como la eliminación de trámites burocráticos. De esta manera, ha advertido de la “espiral diabólica” en la que entran los gobiernos de aumentar año tras año el número de leyes aprobadas, cuando estas deben ser “claras, concretas, justas y necesarias, además de dar seguridad”.

Tras señalar la “oportunidad” se supone este Consejo --empresas tractoras que suman una facturación que ronda los 40.000 millones-- para trasladar el mensaje de qué es Andalucía y qué quiere alcanzar, Díaz ha recordado las cifras positivas de la comunidad, con dos años de datos “históricos” de PIB y con el objetivo de superar los 166.000 millones; que uno de cada cuatro euros en exportaciones son de nivel alto y medio tecnológico y que en el primer cuatrimestre se está por encima de 11.000 millones de euros en exportaciones.

En cuanto a la creación de empleo, ha llamado a la función social de las empresas, necesaria para crear riqueza en un entorno social con empleo de calidad. “De los casi 500.000 empleos creados en esta legislatura, uno de cada cuatro son en Andalucía”, ha detallado.

“Ahora que se da un cambio de ciclo económico, la recuperación económica se debe traducir en bienestar, que haya un percepción colectiva de que todos se empiezan a recuperar del daño producido por la crisis”, ha subrayado. En este sentido, ha recordado que el próximo 18 de julio firmarán un acuerdo patronal, sindicatos y empresarios un gran acuerdo para la Mesa de la Calidad del Empleo en Andalucía.

También ha llamado a las empresas a seguir internalizándose, creciendo e invirtiendo en digitalización e innovación de las mismas. “Lo que para muchos puede ser incertidumbre, miedo ante nuevos retos, en Andalucía es una oportunidad. Se van a destruir miles de empleos en el mundo, pero pueden aparecer miles de empleos más de los que desaparezcan”, ha advertido. En este ámbito, ha destacado el papel de la colaboración público-privada, que hay que “multiplicar” en el marco de la innovación.

Respecto a la formación, Díaz ha señalado que “los patrones” de antes no sirven y ha instado a hacerlo “juntos” la Junta y el sector privado, con el objetivo de buscar valor añadido en el mercado laboral y entender la formación como “un plus rentable para todos”. De esta manera, en el tránsito en la formación dual ha reclamado a los empresarios su implicación, exigencia, responsabilidad y compromiso.

En cuanto al “reto y oportunidad” que supone crear una Andalucía verde y sostenible, la presidenta ha llamado a clarificar las reglas del juego y conocer los instrumentos que hay para hacer frente a la protección del entorno, al mismo tiempo que es “compatible” con la agilidad burocrática.

Tras insistir en que cada andaluz recibe 800 euros menos que la media con el modelo de financiación autonómica, ha reclamado una serie de infraestructuras que “nos permitan seguir creciendo”, ya que “ahora se está produciendo un cambio de ciclo económico”, Andalucía ha cumplido tres años el déficit público y ha crecido en el primer trimestre 2,9 puntos.

“Andalucía necesita unas infraestructuras acortes con el empuje que tiene su tejido productivo y la sociedad en nuestra tierra”, ha advertido la jefa del Ejecutivo andaluz, que ha señalado la red de puertos andaluces o la línea férrea Algeciras-Bobadilla.

“Seremos competitivos invirtiendo en investigación y desarrollo en digitalización y también abaratando costes logísticos, pero no bajando sueldos”, ha señalado Díaz, quien ha criticado que la realización de estas infraestructuras no pueden depender de “la aritmética” parlamentarias de turno.

Por último, ha considerado la colaboración pública-privada como un elemento “bueno” para Andalucía, pero ha instado a los empresarios a tener responsabilidad social para que este herramienta sea “útil”.

Últimas noticias