MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

Extranjeros residentes y una población anciana disparan los casos de cáncer

La provincia de Valencia registra 3.000 casos más que en el año 2000

  • Ingleses, franceses y alemanes de edad avanzada son más propensos a sufrir un tipo de cáncer de piel
    Ingleses, franceses y alemanes de edad avanzada son más propensos a sufrir un tipo de cáncer de piel
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

31 de enero de 2018. 20:24h

Comentada
Valencia. 1/2/2018

La incidencia del cáncer está aumentando, pero el incremento no se debe exclusivamente a factores ambientales, sino que pesan más otros como que el envejecimiento de la población, un mejor diagnóstico, una mayor alerta y cultura sociosanitaria de la sociedad y el hecho de que regiones como la valenciana se hayan convertido en lugar de residencia permanente de ciudadanos extranjeros. Según contó ayer como ejemplo de esto último el vicepresidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Valencia, Antonio Llombart, se ha detectado un importante incremento de casos de tumor de Merkel (pariente del melanoma y «muy maligno») en alemanes, ingleses y franceses de entre sesenta y ochenta años que llevan años viviendo en tierras valencianas.

En cuanto a los factores externos, recordó que la contaminación causa cada año la muerte de 3.000 valencianos. «Hablamos de enfermedades cardiovasculares, pulmonares o cáncer y no solo de provocadas por el tabaco, sino también por los gases tóxicos procedentes de la contaminación ambiental».

En relación a las actuaciones de la AECC, los servicios más reclamados por los enfermos fueron la atención psicooncológica (en el último año aumentaron las sesiones en un 10 por ciento), así como la atención social, que duplicó su servicio (atendió a 140 personas en 2017 frente a las 80 del año anterior).

En este sentido, el presidente de la Asociación en Valencia, Tomás Trenor, aseguró que además de las secuelas físicas de la enfermedad hay «muchas repercusiones económicas, laborales y emocionales a las que hay que dar respuesta».

El año pasado fallecieron en la provincia de Valencia 6.187 personas a causa de los tumores, haciendo del cáncer la segunda causa de muerte por detrás de las enfermedades del sistema respiratorio, mientras que, por sexos, el cáncer de próstata es el tumor con mayor incidencia en la población masculina y el de mama en la femenina. Por ello, Llombart incidió en la necesidad de invertir en investigación, más aun si se tiene en cuenta que Valencia «está dotada con suficientes centros para llevar a cabo más proyectos de los que investiga, aunque los recursos que recibimos no son suficientes».

Comentó también que el «curanderismo desciende a medida que aumenta la cultura y la información», pero declaró que «la medicina alternativa seria» tiene una mejor consideración en países como Alemania, sobre todo no porque aumente la supervivencia, sino porque «mejora la calidad de vida». A su juicio, «todo lo que sea beneficioso, desde un punto de vista objetivo o subjetivo», puede usarse. Recordó que la máxima de los médicos es «primero no dañar al enfermo», y «no engañar», añadió. Llombart abogó por la libertad en la prescripción de estas terapias «siempre sabiendo que eso no les va a curar y que nunca deben sustituir la medicina tradicional».

Últimas noticias