MENÚ
lunes 23 septiembre 2019
09:32
Actualizado

Entrevista a Ayuso: «La izquierda es la que pacta con partidos peligrosos para España»

La nueva presidenta de la Comunidad de Madrid pedirá una reunión a Sánchez nada más tomar posesión: «No voy a hacer oposición, pero sí defenderé los intereses de los madrileños».

  • Isabel Díaz Ayuso, nueva presidenta de la Comunidad de Madrid / Foto: Cipriano Pastrano
    Isabel Díaz Ayuso, nueva presidenta de la Comunidad de Madrid / Foto: Cipriano Pastrano

Tiempo de lectura 8 min.

18 de agosto de 2019. 08:41h

Comentada
Nuria Platón 18/8/2019

Después de 80 días de tensas negociaciones y una campaña de desprestigio que no dejó pasar en silencio, Isabel Díaz Ayuso fue elegida el pasado miércoles presidenta de la Comunidad de Madrid. Esta periodista (Madrid 1978), entregada a la política desde hace más de una década, ha sido diputada de la Asamblea de Madrid en las legislaturas 2011 y 2015 y viceconsejera de Presidencia y Justicia.

Fue el fichaje sorpresa de Pablo Casado para la candidatura de la elecciones autonómicas y, después de lograr mantener el Gobierno gracias a un acuerdo con Ciudadanos y Vox, será el «bastión» de los populares frente a un Pedro Sánchez en Moncloa aunque ella prefiere buscar el acuerdo con otras comunidades autónomas antes que «hacerle la oposición» al Gobierno socialista.

¿Cómo vivió el cruce de acusaciones de machismo y antifeminismo durante el debate de investidura?

No me sorprende porque es un ejemplo más de la hipocresía constante que rodea a muchos políticos de la izquierda que se arrogan banderas como la del feminismo y luego son profundamente machistas en sus actuaciones dentro su partido y con la oposición o con los oponentes. Estoy convencida de que a muchas mujeres los que sí son machistas, que afortunadamente cada vez hay menos, nos han dicho frases como las que a mí me dijo Errejón el otro día de que «voy a tener que hablar despacito a ver si lo entiendes, parece ser que no vas a tener capacidad para tener un debate conmigo o has tenido que recurrir a un portavoz hombre que te haga el discurso».

¿Cree que se ha borrado definitivamente la barrera entre la labor de los políticos y su vida privada?

Traer al presente problemas económicos de una familia de hace diez años para intentar desprestigiarme demuestra que traspasan una serie de líneas que, como les dije, yo no haré con mis adversarios políticos.

Fue el portavoz socialista, Ángel Gabilondo, quien llamó a respetar esas barreras y usted le criticó que, pese a su moderación, no ha actuado como debía con los madrileños.

Desde luego Ángel Gabilondo nunca ha contestado a Pedro Sánchez en ninguno de sus desprecios a Madrid sea por el plan infraestructuras, por ejemplo, en Cercanías que tenía el anterior gobierno y que Sánchez ahora mismo ha guardado en un cajón, sea por el problema de los menores extranjeros no acompañados, sea por el sistema de financiación. Al final ha sido como siempre digo, ni una mala palabra ni una buena acción.

–¿Reclamará usted esas necesidades a Sánchez?

–Quiero pedir una reunión con Pedro Sánchez desde el momento en el que se tome posesión y querría hablar con él de necesidades que tenemos no sólo en Madrid sino en España. Entre otras cosas que destinen más recursos para que las comunidades autónomas podamos poner soluciones al problema de los menores no acompañados que al final son chicos que están sin tutelar y que tenemos que integrar al menos el tiempo que están con nosotros.

–Desde el «bastión» del PP en Madrid ¿hará la oposición al Gobierno socialista en Moncloa?

–No voy a hacer oposición al Gobierno de Sánchez, pero sí quiero que la Comunidad de Madrid siga siendo la segunda casa de todos los españoles que buscan oportunidades y libertad. Defenderé que siga siéndolo y tendré muchas veces que llamar la atención al Gobierno de España cuando siga aumentando impuestos y sin hacer reformas necesarias para la economía de todos. Tengo la mejor predisposición para entenderme con todos los presidentes autonómicos aunque sean de izquierda por supuesto y también con el Gobierno de España, pero tengo que ser consecuente y cuando las cosas sean perjudiciales para Madrid tendré que decirlo.

–¿Qué cree que sería más conveniente para España, una repetición de elecciones o un gobierno entre PSOE y Podemos?

–Creo que los ciudadanos están cansados de tantas elecciones y ahora lo que tiene que hacer el gobierno de Pedro Sánchez es tomar nota de lo que, por ejemplo, nosotros hemos hecho en Madrid, que es que partidos distintos hemos sabido aparcar nuestras diferencias y unirnos. En todo caso, Pablo Casado sabe mejor que nadie lo que hay que hacer y estoy convencida de que si hubiera una repetición de elecciones nos iría bien. Pero no se trata de nuestros intereses particulares, se trata del país, y un país que está constantemente en elecciones da sensación de inestabilidad, que nos perjudica a todos.

La izquierda va a utilizar su relación con Vox como chivo expiatorio de todo lo que no le guste de su gobierno.

La izquierda tiene muy mal perder en España y lo hemos visto en muchas ocasiones, así que espero que siga mostrando su indignidad porque no consigue concitar el apoyo de los ciudadanos en las urnas. Pero cuando la izquierda pone en la picota a Vox yo siempre me pregunto con quién se entiende mejor Bildu, con Ciudadanos o con el PSOE, con el PP o el PSOE, con Vox o con el PSOE. Creo que hay muchos partidos de izquierda que están tejiendo alianzas con partidos que sí son realmente peligrosos para España que no respetan los valores de la Constitución y que alimentan entre otras cosas los nacionalismos que empobrecen, dividen y crean desigualdades entre ciudadanos. Eso es lo que tendría que mirar la izquierda y se tendrá que plantear por qué no gobierna en Madrid desde hace más de dos décadas.

En la investidura dijo que «en estos momentos en que hay quienes quieren fragmentar España, los partidos que queremos otra cosa debemos unirnos»...

Un país que no camina unido está abocado a la desaparición. Estos 40 años de prosperidad y libertad vienen precisamente como consecuencia de esos años de grandeza donde los partidos supieron buscar esos puntos comunes y tenemos que volver a repetirlo ahora. No quita para que luego seamos cada uno distinto y tengamos nuestras diferencias.

En su discurso de investidura pidió humildemente el apoyo de Vox pero también marcó las distancias con ellos ¿augura una legislatura complicada por necesitar el acuerdo de los de Abascal en casi todas las cuestiones?

Va a ser así durante toda la legislatura porque estamos en coalición dentro del gobierno y porque tendremos que sacar adelante presupuestos y otras muchas iniciativas también con Vox. Soy consciente de que Vox y el Partido Popular no son el mismo partido pero sí tienen puntos en común. También sé que le debo la presidencia de la Comunidad de Madrid a los votos de los diputados de Vox, luego estoy obligada a escucharles, y obligada a cumplir mis compromisos con ellos.

¿Para los Presupuestos buscará un pacto previo con Vox o esperará enmiendas?

Es un poco pronto para ver cómo lo vamos a hacer, lo primero que debo hacer es nombrar al consejero de Hacienda o consejera, que en su caso analice cómo están actualmente las cuentas en la Comunidad de Madrid y ya empecemos con el nuevo Consejo de Gobierno a pensar qué políticas queremos llevar a cabo para el año que viene. En ese proceso quiero hablar con Vox para ver qué propuestas quieren.

¿Podrá aplicar el próximo año la rebaja fiscal «histórica» que anunció?

Lo primero que tenemos que hacer es analizar las cuentas y ver cómo podemos. Además llevamos otras medidas e incentivos fiscales que sí se pueden ir aplicando.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs