MENÚ
sábado 20 julio 2019
18:16
Actualizado

Garrido sobre la “cobra” de Casado: “Al menos se saluda por educación”

  • Ángel Garrido con Esperanza Aguirre
    Ángel Garrido con Esperanza Aguirre /

    Luis Díaz

Tiempo de lectura 2 min.

02 de mayo de 2019. 20:48h

Comentada
Rocío Ruiz.  2/5/2019

Saludó la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, a la alcaldesa Manuela Carmena, a varios mandos militares y al cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, antes de tomar asiento en primera fila en la Real Casa de Correos para presenciar los actos del 2 de Mayo más electoral. Pero pasó de largo ante el ex presidente Ángel Garrido, que ya había tomado asiento en la parte reservada a los ex presidentes, junto a Esperanza Aguirre. Garrido hizo amago de sacar la mano para estrechársela, pero tuvo que volver a recogerla ante desplante del presidente de los populares en un gesto que desconcertó a Garrido, como pudo deducirse por la expresión de su cara. El ex presidente aguantó la primera parte del acto y acabó marchándose tras la entrega de premios, sin esperar al tradicional desfile.

Al menos se saluda por educación, no entiendo a la gente que no distingue entre las personas y la política”, dijo sobre el gesto de Casado nada más abandonar el acto arropado por un nutrido grupo de personas de su nuevo partido. Con quien sí estuvo charlando animadamente durante la entrega de medallas fue con Esperanza Aguirre, quien no cesó de preguntarle por las causas que le han llevado a marcharse del PP y abrazar las siglas naranjas. Aguirre contó después del acto la conversación. “Parece ser que el señor Garrido quería ir al Senado y no podía ir a las listas europeas por una cuestión familiar, de custodia compartida...Es lo que me ha dicho a mí”. Garrido lo relacionó, sin embargo, con el trato recibido por el partido: “yo estoy donde me quieren y donde me siento a gusto”, dijo A LA RAZÓN. Tampoco le han pasado por alto las críticas que ha recibido de los miembros de su antiguo partido por haberse pasado, en un primer momento, al grupo de No Adscritos en la Asamblea de Madrid y días después por haber renunciado al acta de diputado. “Me han llamado hasta desagradecido por esto”, lamentó. Lo cierto es que, salvo los consejeros madrileños y el ahora presidente en funciones, Pedro Rollán, todos sus ex compañeros de partido le trataron como “el hombre invisible”.

El presidente de los populares, Pablo Casado, luego comentó que “el transfuguismo nunca ha sido algo que respetara la sociedad española, los medios de comunicación y los partidos políticos”.

Mientras, Ciudadanos confía en rentabilizar al máximo la figura de Ángel Garrido para conseguir votos. La formación naranja considera que Aguado-Garrido hacen un buen tandem.

Últimas noticias