MENÚ
lunes 11 noviembre 2019
10:17
Actualizado

La alargada sombra de Tania

  • El pleno de ayer en la Asamblea dejó la imagen del diputado de IU, Miguel Ángel Reneses, fotografiando a modo de recuerdo el escaño vacío de Tania Sánchez.
    El pleno de ayer en la Asamblea dejó la imagen del diputado de IU, Miguel Ángel Reneses, fotografiando a modo de recuerdo el escaño vacío de Tania Sánchez.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de febrero de 2015. 01:55h

Comentada
6/2/2015

Pocas veces un asiento vacío había concentrado tantas miradas. Ayer, en la reanudación de la actividad parlamentaria en la Asamblea de Madrid tras el parón de enero, todos estaban pendientes del escaño número 96. Tania Sánchez no lo ocupó, pero la tormenta que su abandono ha desatado en la izquierda madrileña terminó convertida en el tema estrella del día. Su situación en la Asamblea dejó además una imagen cargada de simbolismo: el asiento vacío de Tania flanqueado por dos de sus mayores enemigos dentro del partido, Miguel Ángel Reneses y Libertad Martínez. Los fotógrafos pudieron incluso captar el momento en el que Reneses inmortablizaba con su móvil la placa con el nombre de la diputada. De momento, Sánchez no ha presentado oficialmente en el parlamento madrileño la renuncia a su acta de diputada. Además de su baja, IU tendrá que hacer frente a la de María Espinosa, otra diputada afín al sector encabeza la ya ex candidata.

Incluso en la elección del sustituto del vicepresidente segundo de la cámara autonómica, tras la dimisión de Juan Barranco, se coló el nombre de la ex candidata de IU a la Comunidad. Fue la socialista Amparo Valcárcel la que más votos recibió para este cargo –43 a favor y 76 en blanco–, pero la sorpresa y el toque de humor llegaron cuando entre las papeletas introducidas por los diputados en la urna había uno con el nombre de Tania Sánchez. No fue ésta la única «broma» de la votación ya que también se contabilizaron papeletas con nombres de diputados socialistas que no optaban a la vicepresidencia como Tomás Gómez, Óscar Iglesias y Matilde Fernández. A esta anécdota se refirió Gregorio Gordo, portavoz de IU, al asegurar que «esta legislatura está pidiendo a gritos el final. Luego los graciosos somos nosotros».

Lo que quedó claro es que la salida de Sánchez no dejó indifirente a nadie y su renuncia marcó también las interpelaciones entre diputados. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, instó a la diputada de IU Carmen Villares a que hiciese su reclamación sobre el sacrificio de perros en el Ayuntamiento de Rivas «aunque ya sé que no se hablan». El presidente de la Comunidad, Ignacio González, tampoco quiso dejar pasar la ocasión de referirse a Sánchez, primero a la entrada al Pleno de la Asamblea cuando fue preguntado por los periodistas y aseguró irónicamente que «la vamos a echar de menos ¿no?». Posteriormente, dejó otra perla al contestar a la pregunta de Gregorio Gordo en torno «a la venta de viviendas públicas a fondos buitre»: «Buitres, buitres... aquellos señores que en aquellos sitios donde gobiernan da la casualidad de que siempre se inician procesos de adjudicación de viviendas. Oye, ustedes se la llevan a mansalva. Veinte en la misma promoción de su compañera no presente y además, la venden, ganan 80.000 euros y especulan. Esos sí que son buitres».

Además de la renuncia de Sánchez y Espinosa, Izquierda Unida ha comenzado a sufrir bajas entre sus afiliados. Ayer, una decena de personas comunicaron al partido su decisión de incorporarse al nuevo proyecto.

Últimas noticias