MENÚ
sábado 19 octubre 2019
03:03
Actualizado

Ortiz podría haber matado a sus víctimas con las pastillas que les dio

La perito que atendió a las menores declaró ayer en el juicio del «pederasta de Ciudad Lineal» que las dosis podrían haber sido letales

Los vómitos y los lavados de estómago las salvaron de otras secuelas físicas

  • Imagen de la señal institucional de la Audiencia Provincial de Madrid en la que aparece Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, durante el juicio.
    Imagen de la señal institucional de la Audiencia Provincial de Madrid en la que aparece Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, durante el juicio.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de diciembre de 2016. 03:57h

Comentada
Laura L. Álvarez Madrid. 2/12/2016

Las podía haber matado de sobredosis porque no calculó los efectos que provocan las benzociacepinas en cuerpos tan pequeños. El presunto pederasta de Ciudad Lineal dio al menos a dos niñas (las agredidas el 10 de abril y el 17 de junio de hace dos años) unas «pastillas blancas» que, tras el pertinente análisis, resultaron ser fármacos del grupo de las benzodiazepinas; es decir, potentes somníferos para unos cuerpos que no llegan a los 20 kilos de peso. Además de declararlo las niñas (una de ellas aseguró haber vomitado y a otra le tuvieron que hacer un lavado gástrico para impedir que penetrara más en su organismo) lo explicó ayer en el juicio una de las forenses que exploró en el hospital a estas dos víctimas de Antonio Ortiz. «Hubo riesgo vital», aseguró. La presidenta del tribunal también se interesó por los daños que hubiera podido ocasionar la ingesta de este fármaco y la doctora en Medicina Forense, María del Mar Robledo, explicó que desde daños cerebrales, problemas cardíacos, entrar en coma y hasta «la muerte». «Sí, sí», dijo tajante ante la mirada del tribunal. La criminóloga explicó primero el caso de la agresión del 10 de abril. Tenía un elevado cuadro de intoxicación. «Se dormía en la exploración, estaba muy aturdida». La perito hizo una breve exposición sobre los efectos de estos fármacos, que comienzan a hacer efecto a los 40 minutos, y aseguró que la menor raptada en el barrio San Juan Bautista había vomitado hasta en tres ocasiones, por lo que se puede inferir que había tomado más pastillas de las halladas tras su lavado de estómago.

Petición de 77 años de prisión

Con respecto a la menor agredida el 17 de junio de 2014, de origen chino y de tan sólo seis años, la dosis podría haber sido letal, dado que era la más pequeña físicamente. En ella encontraron hasta tres tipos de pastillas distintas. Tras la declaración de esta testigo, la Fiscalía aseguró mantener la pena de 77 años de prisión para el único acusado. Le considera responsable de tres delitos de agresión sexual, uno de violación, cuatro de detención ilegal y uno de lesiones, por lo que ha elevado a definitivas las conclusiones en la vista oral que se celebra desde el pasado 18 de octubre en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid.

Además, el Ministerio Público ha solicitado 40 años de libertad vigilada una vez cumplida la pena de prisión, que según recuerda sería de un máximo de 25 años, y ha reclamado una indemnización de 426.300 para las cuatro jóvenes por los daños morales causados y por las lesiones sufridas. Ninguna de las dos acusaciones particulares, que representan a las familias de las dos menores a las que se refirió hoy la perito (las de abril y junio), modificaron ayer sus conclusiones. De esta forma, la acusación que representa a la familia de la segunda víctima, la testigo protegido 3, mantiene su petición de 126 años de prisión al imputarle varios delitos más, entre ellos, dos homicidios en grado de tentativa.

Por su parte, la defensa de Ortiz mantiene la libre absolución del acusado y solicitó la nulidad del registro realizado en el «piso de los horrores» por no estar presente un representante judicial.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs