MENÚ
viernes 17 agosto 2018
10:37
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La Policía Municipal de Madrid teme a los manteros

Los agentes municipales denuncian que la falta de apoyo del Ayuntamiento de Carmena les deja desprotegidos.

  • Decenas de sengaleses se concentraron ayer por la mañana en la plaza Nelson Mandela de Lavapiés donde pidieron una «investigación transparente» sobre la muerte de Mmame Mbaye
    Decenas de sengaleses se concentraron ayer por la mañana en la plaza Nelson Mandela de Lavapiés donde pidieron una «investigación transparente» sobre la muerte de Mmame Mbaye

Tiempo de lectura 5 min.

19 de marzo de 2018. 16:18h

Comentada
Pablo GómezMarta Palacio Madrid. 19/3/2018

La tímida respuesta de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a la hora de respaldar la actuación de la Policía Municipal en la muerte del senegalés Mmame Mbaye preocupa a los agentes que patrullan Madrid. La regidora, desaparecida desde que tuvo lugar el fallecimiento del mantero y los disturbios posteriores en el barrio de Lavapiés [finalmente ha hablado hoy para asegurar que no habrá dimisiones en su Gobierno y defender la labor de los agentes], se ha limitado a lamentar los hechos, pedir calma y asegurar que el Ayuntamiento investigará «a fondo lo sucedido y actuará en consecuencia». Fue su número dos la encargada de afirmar que su muerte no fue consecuencia de ninguna actuación policial; una versión que sin embargo muchos de los concejales del Gobierno municipal parecen haber obviado al seguir reclamando «justicia». «Es muy difícil trabajar en la calle sin el respaldo de tus superiores», lamentan desde el sindicato de Policía Municipal CSIF.

Aseguran que la «ligereza» con la que el Ayuntamiento ha defendido la versión oficial de la muerte del senegalés y el aluvión de mensajes –muchos de ellos desdePodemos y otras formaciones que integran Ahora Madrid– han distorsionado la realidad de lo sucedido dejándoles «indefensos y desprotegidos». «Los compañeros tienen miedo de actuar ahora», denuncia el portavoz de CSIF. «¿Cómo crees que se sienten los agentes que esa tarde acudieron a la llamada del amigo del chico senegalés y que durante más de media hora intentaran reanimarle, cuando ahora les llaman asesinos e incluso se les acusa de haber impedido que le atendiera el Samur?», afirma este mismo sindicato policial. Los agentes están «indignados, pero sobre todo están dolidos y desilusionados». Por eso aseguran que los abogados ya están visionando los mensajes vertidos estos días para depurar responsabilidades.

En esta misma línea habla el representante de APMU, la Asociación de Policía Municipal de Madrid, que ya ha pedido por carta una reunión a la alcaldesa y el cese de la concejala de Usera y Arganzuela, Rommy Arce, que exigió «no más persecuciones policiales en nuestros barrios». El sindicato señaló ayer que los tuits escritos por Arce son «mensajes reiterativos de odio contra los funcionarios de la Policía Municipal» y los puso como ejemplo de los muchos comentarios que desde el Gobierno de Carmena se han lanzado poniendo en cuestión su labor, que no es sino la de «hacer cumplir la ley». «La falta de apoyo por parte del Ayuntamiento y el envalentonamiento de los manteros está coaccionando a los agentes ¿Tú crees que algún compañero se va a atrever a actuar contra la venta ambulante ilegal? Nadie después de lo que ha pasado en Lavapiés. Si hoy pasa algo a un mantero en una actuación policial, siempre va a ser culpa del policía», señalan desde APMU. En CSIF recuerdan además que ya hay precedentes: en septiembre de 2016 cuando varios senegaleses se negaron a desalojar una acera de Gran Vía y se enfrentaron a los agentes provocando dos heridos. «El Ayuntamiento se puso de su lado y cuestionó nuestra labor», recuerdan en CSIF.

La indefensión que reconocen sentir los agentes municipales ante la tibia defensa que los responsables políticos del consistorio hacen de su labor es especialmente patente en lo que tiene que ver con las actuaciones policiales contra la venta ambulante. Javier Barbero, delegado de Seguridad y Emergencias, desmintió el pasado jueves que los policías hayan recibido la orden de no actuar contra los manteros que desarrollan su actividad ilegal en la capital, con especial concentración en el centro y otras zonas turísticas. Las estadísticas de las intervenciones en esta materia, sin embargo, revelan una drástica caída desde la llegada de Ahora Madrid y Carmena al Palacio de Cibeles.

Los datos a los que ha tenido acceso este diario señalan que el volumen de actuaciones y, de forma aún más significativa, el número de multas se han reducido notablemente en los últimos tres años. En 2014, el último año completo en el que gobernó el Partido Popular el Ayuntamiento, el número de intervenciones que los agentes municipales efectuaron ante infracciones contra la propiedad intelectual e industrial ascendió hasta las 14.131. En 2017, el número de intervenciones en la vía pública se redujo un 17%, hasta quedarse en las 11.849. En 2016, año en el que se registraron varias agresiones a agentes municipales por parte de algunos manteros, la bajada en las intervenciones policiales fue todavía más acusada: se realizaron apenas 8.274, o lo que es lo mismo, un 42% menos que en el último año de la legislatura de Ana Botella como alcaldesa. Esto se tradujo en un desplome de los objetos intervenidos: un 58% de discos, un 55% de DVD's y un 39% de otras piezas –bolsos y ropa– menos.

En lo que respecta a las multas, el descenso en el número de actas formalizadas por la Policía Municipal es todavía mayor que el registrado en las intervenciones. En 2014, con Botella (PP) en Cibeles, se firmaron 11.201 denuncias. A partir de ese momento, comenzó un descenso progresivo que culminó en 2017 con apenas 6.406 actas respecto a infracciones contra la propiedad intelectual e industrial de la vía pública, lo que representa un descenso del 43% en los dos años y medio de Gobierno de Ahora Madrid.

En la Comisión de Seguridad del pasado mes, el delegado del Gobierno de Carmena aseguró que el objetivo de su equipo no era otro que el de «cumplir la ordenanza». Precisó además, que existen «dotaciones específicas, concretamente en los tres turnos en zona centro, que en determinadas situaciones estacionales reforzamos». Barbero detalló entonces que a diario, de lunes a viernes, «hay ocho en el turno de mañana, ocho en el turno de tarde y en los fines de semana diez en cada turno».

Los ediles de Ganemos insisten en que se vulneraron los Derechos Humanos

Hoy, a las 11 horas, la alcaldesa romperá su silencio en torno a los hechos que durante el pasado jueves y viernes sacudieron la tranquilidad de Lavapiés. Entretanto, algunos de los ediles de Ahora Madrid utilizaron de nuevo las redes sociales para expresar su visión sobre la muerte de Mmame Mbaye. La concejala anticapitalista insistió en exigir el final de las «políticas migratorias racistas y xenófobas que priva de derechos a los migrantes». Los otros dos concejales de Ganemos salieron en su defensa. «Señalar las perversiones del sistema es según algunos incitar al odio. Quienes defendemos los Derechos Humanos estamos contigo», aseguró Montserrat Galcerán.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs