MENÚ
martes 25 junio 2019
19:41
Actualizado

Los «trucos» de los candidatos a la Alcaldía de Madrid

Los aspirantes a la Alcaldía, incluida Villacís, se verán las caras esta noche en Telemadrid. Un experto analiza sus puntos fuertes y débiles en lo gestual y en su discurso.

  • Los «trucos» de los candidatos a la Alcaldía de Madrid
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de mayo de 2019. 18:44h

Comentada
J.V. Echagüe Madrid. 22/5/2019

Esta vez sí estarán todos, incluida Begoña Villacís, que confirmó su asistencia tras dar a luz. Telemadrid reúne a partir de las 22:00 horas a los seis candidatos que se disputarán la plaza más codiciada: la alcaldía de Madrid. Pero también juntará a dos potenciales bloques: Más Madrid, PSOE e IU-Madrid en Pie por un lado; PP, Cs y Vox por el otro. Será un encuentro marcado por los ataques, tanto a los contrarios como a los más afines en lo ideológico; pero también de guiños a futuros –e inevitables– socios en Cibeles. Ricardo Ruiz de la Serna, profesor colaborador de Comunicación Estratégica de la Universidad CEU San Pablo, analiza sus virtudes y defectos partiendo de sus principales recursos para convencer a los indecisos: su lenguaje y su gestualidad.

Preguntas

1. Pefil

2. ¿Sus puntos fuertes?

3. ¿Sus puntos débiles?

José Luis Martínez Almeida, PP: Uso inteligente de la ironía

1. Continúa la misma línea de políticas de gestión que el PP trataba de explotar hace 15 años sin tener en cuenta que hoy la discusión se centra más en valores, principios, prioridades... Al entrelazar las manos, enfatiza uno de sus rasgos más característicos: el uso inteligente de la ironía.

2. Tiene sentido del humor, una inteligencia y una agudeza imprescindibles para la confrontación de ideas. Comenzó la precampaña con cierta agresividad y arrojo.

3. Su imagen es la de un tecnócrata con una notable formación, pero le falta transmitir la seguridad de un líder: más claridad en la exposición y firmeza en las ideas.

Manuela Carmena, Más Madrid: La «vecina» de espíritu populista

1. Se trata de una mezcla de populismo, emotivismo y márketing. Vertebra su discurso en torno a sentimientos. Trata de transmitir cercanía con la sonrisa, aunque su afectividad a veces resulta algo impostada. Emplea las manos con gestos pausados para transmitir serenidad. Pretende representar simbólicamente –vestidos de flores, rebecas– a la mujer de la calle, la vecina, la compañera de trabajo.

2. En realidad, es una «killer» política que ha sorprendido por su capacidad de ejercer el poder y neutralizar a los discrepantes.

3. Resulta excesivamente forzada y corre el riesgo de revelar sus técnicas de márketing.

Pepu Hernández, PSOE: Un rotulador rojo marca el camino

1. Es un hombre de Pedro Sánchez. Se centra en apelar al voto del miedo y en invocar futuras alianzas y líneas rojas. En los debates ha empleado un rotulador rojo para enfatizar la firmeza de sus compromisos, pero este gesto quedaba enervado por la necesidad constante de mirar sus anotaciones. Su «marca» es su brillante trayectoria en el baloncesto, que lo hace representativo de los valores asociados al deporte.

2. La afabilidad que exhibe.

3. Su no militancia le resta credibilidad cuando trata de mostrarse como un líder. El liderazgo no se impone; se gana. En su caso, se ha impuesto desde el aparato del partido.

Begoña Villacís, Cs: El corazón en sus manos

1. El intento de aunar progresismo y liberalismo trata de arrastrar votos del PSOE y del PP. Sin embargo, tras las elecciones de abril, su estrategia tiende más a «descuartizar» al PP. Combina experiencia y juventud y muestra empatía con el sufrimiento ajeno. Es capaz de indignarse sin caer en el melodramatismo. Sonríe mucho y con facilidad. En algunos vídeos trata enfatizar con los dedos hacia abajo o traza la forma del corazón que simboliza a Ciudadanos.

2. Representa una renovación del progresismo.

3. El deseo de situarse en el centro puede interpretarse como falta de firmeza en cuestiones de valores.

Javier Ortega Smith, VOX: Ante la polémica, media sonrisa

1. Es el rostro de la acusación popular en el juicio por el golpe de Estado de 2017. Habla con contundencia. Usa a menudo los verbos en imperativo cuando se dirige a sus interlocutores («mire», «oiga»). Mira a la cara. Domina la media sonrisa, con la que acompaña algunas de sus afirmaciones más polémicas. No se arredra ante las cámaras. Exterioriza una voluntad de desafiar a su interlocutor.

2. La contundencia de sus palabras puede animar a los votantes que se han sentido defraudados en el pasado.

3. Precisamente, esa contundencia se puede tomar como agresividad y asustar a los moderados.

Carlos Sánchez Mato, Madrid en pie: Frente a Carmena, la revolución

1. Es muy difícil distinguirlo del discurso de Carmena y Errejón. Como ella, explota el populismo. Suele ser pródigo en declaraciones algo disruptivas. Su «marca» es su enfrentamiento con la alcaldesa y su equipo. Y al igual que Pepu Hernández, gesticula con el bolígrafo para enfatizar sus puntos de vista. Queda algo debilitado por las vacilaciones al hablar.

2. Cierta retórica revolucionaria que pueda arrastrar el voto de los más radicales.

3. Esa referencia a la alcaldesa que va implícita en la idea de ser su alternativa. A mi juicio, parece más un candidato de rechazo a Carmena que un líder con voz propia.

Últimas noticias