MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
22:46
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Madrid a ojos de monarca

El mirador de la estatua ecuestre de Alfonso XII del Retiro se abrirá al público el próximo 25 de abril.

  • Los más de veinte metros de altura de la estatua ofrecen vistas de 360 grados de la capital
    Los más de veinte metros de altura de la estatua ofrecen vistas de 360 grados de la capital
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de marzo de 2018. 00:28h

Comentada
O. González.  Madrid. 21/3/2018

A pesar de que lleva casi cuatrocientos años abierto, el parque del Retiro esconde secretos que aún no ha dado a conocer a los visitantes. Uno de los lugares más fotografiados es el entorno del Estanque Grande, y en concreto los dos hemiciclos y la estatua ecuestre levantados en memoria de Alfonso XII. Lo que pocos saben es que la torre en honor al monarca que inició la Restauración alberga un mirador en su parte más alta, justo debajo de la estructura de bronce que la corona. Después de décadas cerrada al público y en mal estado, el Ayuntamiento inició en 2016 las obras de rehabilitación del conjunto arquitectónico, unos trabajos que han valido el reconocimiento de entidades arquitectónicas de todo el mundo. Tan bueno fue el resultado, que a pesar de que no entraba en los planes iniciales, Manuela Carmena optó por abrir la azotea a madrileños y turistas. Las visitas comienzan el próximo 25 de abril, y el plazo de reservas el día 3.

«La torre y los hemiciclos están construidos con una piedra caliza muy blanda que se ve muy afectada por la humedad, la vegetación y los pájaros», explica Mercedes Pérez, técnico del departamento de Patrimonio Histórico del Consistorio de la capital. La funcionaria asegura que la intervención ha sido «valiente», ya que se trata de una edificación delicada y que solo estuvo abierta en momentos puntuales a lo largo de la historia, en concreto en la década de los ochenta.

Los más de veinte metros de altura sobre los que se alza el mirador de la estatua ecuestre de Alfonso XII ofrecen vistas inmejorables de toda la capital. Su cristalera permite al visitante contemplar Madrid desde todos los ángulos, y la perspectiva abarca desde Torrespaña hasta los edificios más emblemáticos de Gran Vía, sin olvidar la panorámica del Estanque Grande del Retiro y de todos los jardines del antiguo entorno palaciego.

Los visitantes, que subirán de forma gratuita en grupos reducidos por el espacio limitado de las escaleras y de la parte más alta, se colocarán a los pies de la estatua de Alfonso XII que firma el arquitecto Mariano Benlliure. «Todavía se pueden ver las huellas de sus manos. Sus nietos se emocionaron cuando subieron aquí», subraya Mercedes Pérez. Desde esa altura también se aprecian con facilidad las formas grabadas en la parte alta de los dos hemiciclos, que están elaborados con un tipo de caliza que permitió que el artista se recrease en los detalles. «Por ejemplo, se puede ver la Cruz de la Victoria que representa a Asturias. A sus lados están grabados dos hombres que representan a un minero y un varón trabajando el hierro», puntualiza.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs