MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
04:24
Actualizado

Cae una red de tráfico de inmigrantes con la detención de una veintena de personas

Los arrestados trasladaban a los individuos, todos ellos de origen indio, desde Serbia hasta la Región de Murcia por carretera y escondidos entre el equipaje para evitar ser detectados en los controles policiales

  • Cae una red de tráfico de inmigrantes con la detención de una veintena de personas
Murcia.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de mayo de 2018. 20:01h

Comentada
A. G. V..  Murcia. 23/5/2018

Obligados a trabajar en labores agrícolas usurpando la identidad de otros compatriotas que cobraban parte de su sueldo. Esa era la vida que se le daba a más de una quincena de personas víctimas del tráfico de inmigrantes a través de una organización criminal que trasladaba a los hombres desde Serbia hasta el municipio murciano de Torre Pacheco. De esta forma, agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer a una veintena de miembros de esta organización, entre quienes se encontraban los seis líderes responsables de las cuadrillas de reparación y construcción de los invernaderos, en los que trabajaban los extranjeros ilegales.

Según los agentes policiales, la banda criminal contaba con la connivencia de otros ciudadanos de origen indio que permitían utilizar su documentación para darles de alta en la Seguridad Social, al tiempo que recibían parte del salario de los trabajadores.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una red dedicada a introducir de forma ilegal a personas indias desde Serbia con destino a España. Así, en colaboración con la Europol, se identificaron a varios súbditos indios asentados en la Región y dedicados al tráfico de personas.

Desde San Javier se trasladaban hasta Serbia en coches de alquiler y una vez allí, recogían a los inmigrantes y los ocultaban entre el equipaje para ser no ser detectados en los controles fronterizos.

«Modus operandi»

Los líderes de la organización tenían un alto conocimiento de los procedimientos administrativos que debían realizar los inmigrantes para legalizar su situación una vez en España, lo que se realizaba de forma ilegal a cambio de una contraprestación económica.

En primer lugar, se les facilitaba el empadronamiento y se les acogía en domicilios de terceros. Una vez realizada esta acción, se les facilitaba un trabajo en la construcción y reparación de invernaderos empleando la identidad de otros compatriotas residentes en Francia o Alemania.

Así, durante tres años, los inmigrantes sufrieron unas condiciones laborales abusivas cobrando un salario inferior al que realmente les correspondía, con la promesa de que después de ese periodo pudieran pedir su regularización a través de la opción de «arraigo social».

Los agentes detuvieron a 20 personas y se realizaron seis entradas y registro en Torre Pacheco y Fuente Álamo, donde se intervinieron 7.275 euros en efectivo, un vehículo, cogollos de opio seco, varios teléfonos y diversos pasaportes, 15 de nacionalidad india y uno portugués.

Arraigo social. La regularización de los inmigrantes en España se llevaba a cabo a través de la opción del «arraigo social» en el que, con la ayuda de la organización criminal, se les facilitaba un contrato de trabajo para llevar a cabo dicha solicitud.

La banda disponía de nuevos partícipes dispuestos a facilitar su documentación para que otros inmigrantes trabajaran con una identidad falsa, mientras ellos cobraban parte del sueldo al tiempo que disfrutaban de los derechos del sistema de la Seguridad Social.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs