Comida a domicilio con drones volando en alta mar

La versión más exclusiva del popular Glovo se ha dado a conocer este verano en las costas de Ibiza con alimentos volando con destino a yates de última generación.

Así actúan los drones de Drone to Yacht.
Así actúan los drones de Drone to Yacht.Drone to YachtAsí actúan los drones de Drone to Yacht.

Nos hemos acostumbrado a que nos lleven cualquier cosa que necesitemos, incluso lo que no necesitamos en absoluto, a nuestra propia casa. Aunque es un fenómeno mucho más propio de las grandes ciudades que de las pequeñas capitales de provincia, incluso en estas ya es más que habitual recibir todo en el domicilio a golpe de clic. El cada vez más popular delivery entró en nuestras vidas hace tiempo, justo desde aquel momento en el que empezamos a escribir Glovo con v sin temor a cometer una falta de ortografía, y lo hizo para quedarse.

Pero este verano ha surgido lo que podríamos definir como el último y exclusivo grito en todo lo relacionado a la restauración a domicilio. Si en vez de estar en nuestra casa o en nuestro puesto de trabajo, estamos en alta mar y nos entra el hambre, ¿qué hacemos? Queremos pedir comida, claro, pero estamos en un lugar, pongamos por ejemplo, un selecto yate, bastante inalcanzable para cualquier forma habitual de transporte.

Ha sucedido este verano en las costas de Ibiza. El no va más. Drones que llevan alimentos a los mejores yates fondeados a unas cuantas millas de las Pitiusas. Todo se realiza a través de la app o la web de DroneToYacht, la plataforma ideada por la compañía española Aerocámaras, que ha causado furor durante toda la época estival en medio del Mediterráneo.

El éxito ha sido tal que la firma ya está pensando en extender a otros lugares de la costa española e, incluso este mismo año, exportarlo a diversas zonas del Caribe, una vez, eso sí, que concluya la temporada de huracanes.

El aparato con el que se presta tan exclusivo servicio es un dron eléctrico que alcanza una velocidad máxima de 32 nudos y que cuenta con un carrete de 20 metros de largo con el que es posible llegar a la embarcación que haya solicitado la comida a uno de los múltiples negocios de hostelerías que ya se inscribieron en la exitosa plataforma. Toda una novedosa y magnífica manera de combinar innovación con descanso y negocio.