Prada hace de la sostenibilidad su piedra angular

La colección de alta joyería Eternal Gold utiliza un 100% de oro reciclado certificado y se puede seguir cada paso de la cadena de producción.

Pieza de la primera colección sostenible de Prada.
Pieza de la primera colección sostenible de Prada. FOTO: Prada

La casa de moda de lujo Prada ha presentado su primera línea de alta joyería sostenible, Eternal Gold. Se trata de un lanzamiento trascendental, ya que la marca es la primera en utilizar oro 100% reciclado certificado para crear su colección de joyas. Según el comunicado de prensa, “la alta joyería de Prada se basa en prácticas sostenibles que conforman el lujo del siglo XXI, junto con técnicas artesanales consagradas y gemas y metales preciosos”.

Las colecciones de alta joyería se crearon pensando en el futuro y las piezas se tratan como reliquias y se transmiten de generación en generación. Llevando esta noción un paso más allá, Prada reinterpretó el significado de la palabra “eterno” en el contexto actual y dedujo que la sostenibilidad debía ser la piedra angular de su línea inaugural de alta joyería.

La marca ha sido precursora en materia de sostenibilidad, donde tiene un “amplio compromiso con las prácticas conscientes y responsables en todas las facetas de su negocio”. Un ejemplo es el cambio de Prada de utilizar nylon virgen a nylon regenerado, al que llama “Re-Nylon”, y que se fabrica reciclando los plásticos no deseados que se encuentran en los vertederos y los océanos. Este innovador material llegó al mercado general en 2019 como parte de la colección cápsula de Prada para sus bolsos, antes de aparecer en la pasarela, el prêt-à-porter, los accesorios y el calzado de la marca.

Imagen de la campaña más sostenible de Prada.
Imagen de la campaña más sostenible de Prada. FOTO: Prada

Reforzando aún más la dedicación de Prada a la sostenibilidad, han incorporado los controles necesarios para garantizar que el oro utilizado en Eternal Gold cumple con los requisitos de la “Cadena de Custodia” establecidos por el Consejo de Joyería Responsable. Cada paso de la producción de la joya es verificable y rastreable; se trata de una hazaña que ningún otro joyero y marca de lujo puede profesar con confianza.

“El oro reciclado de Prada procede únicamente de fuentes de material reciclado elegibles, de acuerdo con la diligencia debida, incluido el oro industrial y los objetos preciosos postconsumo”, afirma la marca en el comunicado de prensa. “Prada se asocia exclusivamente con aquellos proveedores de metales y piedras preciosas que cumplen las normas más estrictas del sector en materia de derechos humanos, seguridad laboral, impacto medioambiental y ética empresarial”, añade en el documento.

Los registros de esta verificación se almacenan en la plataforma Aura Consortium Blockchain, de la que también son miembros Prada y otros conglomerados de lujo como LVMH, Richemont, OTB Group y Mercedes-Benz. Aprovechando la creciente importancia y utilidad de la tecnología blockchain como solución a muchos de los problemas del mundo, los consumidores concienciados de hoy en día pueden acudir a la mencionada plataforma para verificar la autenticidad de las joyas y rastrear su procedencia.

Anillo de la nueva colección de Prada.
Anillo de la nueva colección de Prada. FOTO: Prada

Aunque normalmente sólo es posible con piedras de 0,5 quilates o más, Prada amplía la idea, por primera vez, a diamantes de todos los tamaños. Se puede rastrear cada etapa de la existencia de un diamante, desde la extracción hasta la talla, el engaste y el pulido. Además, la disminución de la nueva extracción de oro beneficia al medio ambiente y a los derechos humanos.

Para la primera colección, Prada sigue apostando por la creación de “objetos de lujo” que apuestan por el más alto nivel de artesanía italiana combinada con materiales preciosos. Su herencia de estilo único se ha convertido en una declaración de moda atemporal que ahora se traslada al mundo de la alta joyería en forma de triángulo de Prada, “una silueta poderosa y una forma universal que se ha convertido en sinónimo de Prada”, como explica el comunicado de la firma.

En forma de pendientes, colgantes, cierres y como cabeza y cola de la pulsera de serpiente, la colección está repleta de “Pradaismos”. Por otra parte, el motivo del triángulo toma forma encubierta en los eslabones de la cadena de los colgantes de corazón. La marca inició este proyecto hace unos dos años, tras anunciarlo durante el Capital Market Day del grupo en noviembre de 2021. En el futuro, Prada también quiere lanzar su propia colección de alta joyería.