Matan a tiros a un lobo que participaba en un proyecto de geolocalización en Madrid

El autor o autores de la muerte del animal se enfrentará a penas de seis meses a dos años de prisión y deberá pagar multas que pueden ser desde 3.000€ hasta 200.000€.

Un lobezno de seis meses de vida fue hallado muerto ayer por un disparo en la Sierra del Rincón de Madrid. Según han informado fuentes regionales es un ejemplar que participaba en un estudio de un proyecto piloto de geolocalización para preservar la especie. Si se confirma su muerte por arma de fuego, el autor o autores del crimen podrían enfrentarse a penas de seis meses a dos años de prisión y deberá pagar multas que pueden ser desde 3.000€ hasta 200.000€.

Cuando los técnicos del área de Conservación de Flora y Fauna observaron la parada de actividad del lobo salieron en su búsqueda. Lo hallaron en un paraje de Montejo de la Sierra. La Comunidad de Madrid ha denunciado el suceso al Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, quien ha abierto una investigación para localizar al autor o autores de lo ocurrido.

El director general de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Comunidad de Madrid, Luis del Olmo, ha asegurado que "las agresiones a las especies protegidas son inconcebibles en el siglo XXI y que el lobo es una especie “que cuenta con la máxima protección en la Comunidad de Madrid y contribuye a la sostenibilidad de nuestros ecosistemas”. Estas especies se encuentran sobre todo en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (Madrid y Segovia).

El pasado 3 de diciembre se inició con este lobo un proyecto piloto de geolocalización para tener mayor conocimiento sobre el comportamiento y los hábitos del “lobo ibérico”. Actualmente hay 40 lobos viviendo en la Sierra Norte y Oeste de Madrid, por lo que el proyecto tratará de ayudar a preservar la especie. La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid comunicó la decisión de continuar con el proyecto. Si se conocen los lugares a los que se desplazan las manadas, se podrá detectar las zonas de cruce de carreteras o autopistas que pueden transitar para evitar su atropello. Asimismo se analizarán sus heces para tener conocimietno de sus hábitos alimenticios y también se tratará de que se desarrolle una buena convivencia entre el lobo ibérico y animales ganaderos como las vacas, cabras, ovejas o caballos. Como se ha afirmado desde el departamento: «Queremos poder estudiar con detalle los daños asociados a la ganadería por la necesidad de alimento de los lobos y así evitar o prevenir ataques a la ganadería e incidir en las acciones preventivas que sean necesarias».