Primeras altas de pacientes del hospital Gregorio Marañón de Madrid derivados a su hotel medicalizado

Estaban ingresados en el Ayre Gran Hotel Colón, el primer hotel medicalizado que puso en marcha la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para atender pacientes covid-19.

El Gran Hotel Colón espera la llegada de los primeros pacientes
Vehículos de intervención sanitaria del SUMMA a las puertas de el Gran Hotel Colón. El Hotel Ayre Gh Colón próximo al Hospital Gregorio Marañón, es el primer "hotel medicalizado" puesto en marcha por la Comunidad de Madrid ante la crisis del coronavirus, en Madrid (España), a 19 de marzo de 2020. 19 MARZO 2020;CORONAVIRUS;COVID-19;PACIENTES;ESTADO DE ALARMA;PANDEMIA;ENFERMEDAD;CRISIS Óscar Cañas / Europa Press 19/03/2020 Óscar Cañas Europa Press

El Hospital Gregorio Marañón ha comenzado este fin de semana a dar las primeras altas de enfermos de coronavirus derivados al Ayre Gran Hotel Colón, el primer hotel medicalizado que puso en marcha la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para atender pacientes Covid-19.

Según han informado fuentes del centro hospitalario, ya se han dado 12 altas médicas, personas cuyas PCR han mostrado que han negativizado el coronavirus tras dos pruebas seguidas con una intervalo de más de 24 horas entre ellas.

Actualmente este hotel medicalizado, dependiente del Hospital Gregorio Marañón, se encuentra a “pleno rendimiento” con ocho plantas habilitadas y 115 pacientes ingresados. Para atender a estos pacientes se dispone una de una plantilla de 40 médicos y 64 profesionales de enfermería y técnicos en cuidados, además de los servicios de limpieza y restauración contratados para esas tareas.

Uno de los pacientes dado de alta ha explicado que el día 9 de marzo empezó a tener fiebre y que a los tres día fue al Hospital porque no bajaba y, tras hacerle la prueba, dio positivo y le mandaron a casa. Volvió a ir a Urgencias pasados los días y tras una radiografía, dado que presentaba problemas respiratorios, le detectaron una neumonía que obligó a su ingreso en el hospital con 15 días con fiebre.

“La gente del hospital ha sido maravillosa (...) Ha sido maravilloso el trato recibido ahí”, ha comentado este paciente que, tras pasarlo mal y requerir respirador, fue derivado a este hotel cuando ya no presentó problemas respiratorios.

Así, ha trasladado que su experiencia en esta instalación ha sido buena, dado que estuvo en una séptima planta con vistas a Madrid y comprobó como por la noche aplaudían a pacientes y sanitarios, lo que le emocionó. “Yo estuve mentalizado de que salía de esta admitiendo lo que tenía. He salido con mucha fuerza y dispuesto a ayudar a quien lo necesita (...) Hay que estar muy mentalizado y con fuerza. He estado con muchos problemas pero nunca me he venido abajo”, ha desgranado.