Descubren en Madrid un burdel clandestino en Tetuán con 75 personas sin mascarillas

La Policía Municipal descubrió los pisos en el barrio de Tetuán. Actuaban como club nocturno, ofreciendo todo tipo de servicios, desde bebidas hasta mujeres.

La Policía Municipal de Madrid ha denunciado al encargado de dos viviendas contiguas en el distrito madrileño de Tetuán que actuaban como club nocturno, ofreciendo todo tipo de servicios, y en que había 75 clientes y empleados cuando los agentes irrumpieron. La inspección se llevó a cabo el sábado pasado a las 3:40 horas, cuando dos agentes de paisano se encontraban en el distrito de Tetuán, vigilando que los locales de la zona cumplieran con las medidas de restricción estipuladas por el coronavirus, han informado fuentes policiales a Efe.

En el momento en el que iban a subir a su coche, un hombre se les acercó ofreciéndoles que accedieran a una vivienda cercana donde podrían disponer de todos los servicios, desde bebidas hasta mujeres. Los agentes accedieron a la solicitud, mientras el hombre no se percató de que eran policías. Incluso, les dijo que su misión era vigilar en la calle para alertar de la presencia policial. Ya en la vivienda los policías comprobaron que había dos pisos contiguos con las puertas abiertas y gran cantidad de gente en las escaleras y en la entada a los inmuebles, provocando un exceso de aforo.

En una vivienda había instalada una barra con una chica vendiendo bebidas por 20 euros con mesas altas, música y luz tenue, y en la otra estaban las habitaciones donde se prestaban servicios. Ninguno de los asistentes, 75 personas en total, cumplía con la obligatoriedad del uso de la mascarilla ni respetaba las medidas de seguridad. Tras las comprobaciones, los agentes se identificaron como policías y pidieron la presencia del encargado al que se le denunció por infringir la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR), con una posible multa que puede oscilar entre los 10.000 y los 600.000 euros. Efe