El Ejército de Tierra despliega sus primeros 64 rastreadores en Madrid

Están ubicados en la base del Goloso y en Fuencarral y se añaden a las labores que ya venía desempeñando la Unidad Militar de Emergencias desde el pasado día 10

El Ejército de Tierra ha comenzado su despliegue en la Comunidad de Madrid para colaborar en la batalla de todas las instituciones contra el virus. En concreto ha empezado a actuar con dos secciones de rastreadores en la región, donde ya está la Unidad Militar de Emergencias cooperando desde el pasado. Una de estas unidades es la Brigada Guadarrama XII, ubicada en la Base del Goloso. La otra es el Mando de Artillería Antiaérea, ubicado en Fuencarral. Se trata de 32 rastreadores militares en cada una de estas ubicaciones, lo que supone una aportación total de 64 efectivos en la búsqueda de posibles casos positivos. No trabajan todos a la vez, sino que están distribuidos en 3 turnos.

Este primer refuerzo llega apenas unas horas después de que la Comunidad de Madrid avanzara su intención de pedir mañana al Gobierno central apoyo logístico militar, el despliegue de 222 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil así como una reforma exprés de la normativa vigente para incorporar 300 médicos extracomunitarios que trabajaron en la región durante la pandemia.

A finales de agosto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que las comunidades autónomas contarían con un protocolo de actuación para solicitar el apoyo de los 2.000 rastreadores militares que les ha ofrecido el Gobierno. El número de efectivos a desplegar en cada región lo determina el Ministerio de Sanidad tras analizar las peticiones. La activación de estos uniformados llega después de que hayan recibido un curso de una semana para trabajar en las labores de rastreo de los contactos.