Ayuso: “Este Gobierno no está en rebeldía. Cumpliremos las órdenes de Sanidad”

La presidenta de la Comunidad asegura que “recurriremos al Estado de Derecho para reclamar lo que es justo para Madrid”

La “batalla de Madrid” no es tal. El Gobierno de la Comunidad de Madrid cumple la ley por más que a muchos les hubiera gustado un escenario de insumisión en el que cierta izquierda e independentistas parecen cómodos. La presidenta madrileña ha asegurado en sede parlamentaria que “este Gobierno no está en rebeldía”, ante lo acordado en el Consejo Interterritorial de Sanidad y que “cumpliremos la ley”.

Díaz Ayuso, en la Asamblea de Madrid, espetó a la bancada del PSOE que “nosotros no somos como sus socios independentistas, que no cumplen las leyes”, para, a renglón seguido, reafirmarse en su respeto a la legalidad. La presidenta madrileña aseguró que “iremos a los tribunales nuevamente, como lo hicimos con el cambio de fase, para defender los legítimos intereses de los madrileños y la normativa se ajuste a la realidad, que sea justa y objetiva. En definitiva, recurriremos al Estado de Derecho para reclamar lo que es justo para Madrid".

Ayuso, dirigiéndose a la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, afirmó que "esa orden ha sido estudiada de manera cuidadosa y política por parte de su Gobierno, de sus jefes en la Moncloa a los que se someten”.

La presidenta madrileña ha defendido que sus medidas lo que están consiguiendo es que “empiecen a bajar los ingresos, la presión de las Urgencias, las llamadas al Summa y los casos de Primaria”. “Están bajando por mucho que ustedes manden las cámaras de televisión allá donde les interesa”, resumió. Por contra, “el confinamiento selectivo, arbitrario, sin consenso y sin criterio”, como el que ha habido desde marzo hasta junio, crea “listas del paro y del hambre”.

También aseguró que quiere intentar mantener “el espíritu” de la reunión que mantuvo el pasado lunes con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que repetiría ese encuentro “todas las veces que hiciera falta”. “Es mi obligación intentar que el espíritu de aquella foto se siga manteniendo y es en lo que voy a estar en las próximas semanas”, ha recalcado la presidenta en respuesta a una pregunta del portavoz del PP, Alfonso Serrano.