Voz de alarma del taxi de Madrid a Comunidad y Ayuntamiento

Demanda ayudas económicas e iniciativas públicas que fortalezcan la actividad del sector, duramente castigado por la actual crisis sanitaria, social y económica provocada por el Covid-19

Los taxistas madrileños han solicitado a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital ayudas económicas e iniciativas públicas que fortalezcan la actividad del sector, duramente castigado por la actual crisis sanitaria, social y económica provocada por la pandemia de Covid-19.

Así lo han trasladado este miércoles la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), la Asociación Gremial del Taxi de Madrid, la Asociación Élite Taxi Madrid y la Asociación Madrileña del Taxi en un escrito dirigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y al alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida.

Ante la “inminente” finalización de las moratorias de préstamos y créditos no hipotecarios concedidos por la pandemia y la incertidumbre del colectivo a la hora de adoptar las ayudas aprobadas por el Estado, han pedido a las distintas administraciones que atiendan a las propuestas desarrolladas por las asociaciones que componen el Comité Regional del Transporte en la Comunidad de Madrid con la finalidad de llegar a un acuerdo, ya que, “hasta la fecha, el taxi no ha recibido ayudas a pesar de su difícil situación”.

“Los datos de demanda de nuestra actividad se encuentran en mínimos históricos, a pesar del esfuerzo que los titulares de licencia están realizando para ofrecer nuestro servicio con las máximas garantías higiénico-sanitarias”, apuntan las asociaciones en la carta, donde señalan, además, la valoración positiva de los usuarios por las medidas de seguridad incorporadas en los vehículos.

Aun así, el sector del taxi remarca que “estos esfuerzos no son suficientes para alcanzar unos niveles óptimos de rentabilidad”. Y es que, la coyuntura actual ha golpeado la actividad de los taxistas madrileños, debido a las restricciones de movilidad aprobadas por la Consejería de Sanidad, la cancelación de grandes eventos o las medidas restrictivas que limitan el ocio nocturno en la capital, entre otros.

Por todo ello, el sector del taxi de Madrid pide tanto a la CAM como al Ayuntamiento, que “integren al colectivo del taxi de Madrid dentro de los sectores turísticos afectados por la pandemia para salvaguardar un sector estratégico”.

Asimismo, entre las propuestas están ayudas directas a los titulares de licencias, la creación de un Bono Taxis, que incentiven el uso de este servicio entre los usuarios; incluir al taxi en las campañas de promoción del transporte público y acceso a los fondos otorgados por el Ministerio de Fomento por el incremento de costes al transporte público, aprobados en el Consejo de Ministros del pasado 16 de junio.

PROPUESTAS ESPECIFICAS

Por otra parte, las asociaciones demandan a Almeida una moratoria en el plazo de antigüedad de diez años de los vehículos autotaxi, así como el incremento de los espacios de las paradas de taxi. En este sentido, se explica en el texto que “este aumento, sumado al índice de ocupación de estas paradas, está ocasionando graves problemas, y como consecuencia, en muchas ocasiones se sanciona o se desaloja a los vehículos que hacen espera en las inmediaciones para poder acceder a estos puntos, entorpeciendo la circulación del resto de vehículos”.

Por último, los taxistas madrileños exigen al Gobierno regional “el acceso a las licitaciones de servicios y traslados sanitarios que el taxi realizó durante el estado de alarma de manera solidaria, y que otros actores están realizando en estos momentos en los que la administración abona dichos servicios”.