Los vecinos de Casa de Campo salen a la calle: “No nos escuchan, devolvednos el albergue”

Alrededor de 400 personas se manifiestan en el barrio para pedir el traslado del centro de menores extranjeros no acompañados

Manifestación ayer en Casa de Campo a favor del regreso del albergue juvenil
Manifestación ayer en Casa de Campo a favor del regreso del albergue juvenilLa Razón

Entre 300 y 400 vecinos de Casa de Campo y Batán se congregaron ayer en el barrio con un solo grito: “Devolvednos el albergue”. Han pasado dos años desde que el albergue juvenil Richard Schirrmann fue reconvertido en un centro para menores extranjeros no acompañados (“menas”). Y la experiencia para ellos no ha podido ser peor: un aumento de los robos con agresiones en la zona que ha llevado tanto a la Policía Municipal como a la Nacional a reforzar la zona. Además de la extensión de la criminalidad a otras zonas aledañas como Madrid Río.

A lo largo de una concentración que se celebró sin incidentes, en su manifiesto, la Asociación de Vecinos de Casa de Campo Unidos manifestó que “en este barrio nos da la sensación de que no nos están escuchando. Y mientras así sea, seguiremos manifestándonos para poder recuperar un albergue público que era patrimonio histórico de los madrileños desde 1940 hasta hace casi dos años”.

Por eso, piden a la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid “que devuelva el albergue a los madrileños y mochileros de todos los sitios del mundo, y ejerza de forma efectiva la tutela de los menores que allí se encuentran de forma temporal, dándoles un sitio adecuado a sus necesidades y no en cualquier sitio y a través de una empresa privada”.