Madrid exigirá un examen a los conductores de VTC para trabajar

El sector cree que es una buena medida «si se hace bien y no se ponen barreras artificiales»

Manifestación de VTC, de Uber y Cabify en MadridJavier Fernández-Largo

La Comunidad de Madrid quiere profesionalizar el sector de las VTC de tal manera que no todo el mundo pueda acceder al transporte de viajeros sin ningún tiempo de preparación, exigencia o examen previo. Es por esto por lo que prevé regular qué requisitos deber reunir una persona para poder acceder al sector, como ocurre con el taxi, para lo que se requiere un examen previo. «Vamos a legislar para que haya una definición clara de lo que son tanto los taxis como VTC y vamos a profesionalizar el sector. Por eso, queremos introducir el factor de la preparación previa en la legislación que hagamos de las VTC que tenga que haber algún requisito previo que la Administración impondrá para poder ser conductor. Porque, ahora, no está recogido en ningún sitio que tenga que haber una preparación previa de sus conductores», aseguró a LA RAZÓN Ángel Garrido, consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

«A Taxis y VTC le tenemos que pedir que tienen que competir y alguna certificación especial en cuanto a conocimiento de Madrid o técnicas de conducción, porque no puede ser que cualquiera pueda ponerse al volante de un día para otro cuando va a transportar a personas», ha añadido. Garrido asegura que se legislará de tal manera que queden perfectamente limitadas las funciones de las VTC que, a diferencia del taxi, no tienen lo que se llama «captación». Es decir, «yo no puedo ir por la calle y parar una VTC donde yo quiera, pero un taxi sí, es un medio distinto», asegura.

El sector de las VTC cree que la iniciativa «es una buena noticia, pero siempre que se haga bien». Y pone como ejemplo de lo que no se debe hacer el sector del taxi, donde se convocan exámenes cada tres meses, aproximadamente, en los que se pregunta básicamente sobre el callejero y no aprueba más del 10%, según Eduardo Martín, presidente de honor de Unauto VTC. «Aprenderse el callejero de Madrid podría tener sentido hace 50 años, cuando no había GPS, pero ahora la tecnología te permite conocer la ruta más rápida en tiempo real». Por eso cree que se debe avanzar «cumpliendo con las directivas europeas, pero sin crear barreras de entrada artificiales, como ocurre con el taxi, sobre todo en un momento como el actual en que hay personas que están abocadas al paro y que tienen difícil reinserción laboral. Tenemos que idear un sistema ágil de incorporación de nuevos conductores y de formación. No podemos tener coches parados», añade. Ahora, el sector cuenta con 8.350 conductores que facturan un 75% menos debido a la pandemia.