El dilema de Pepu Hernández: o su palabra o su lealtad a Sánchez

Debe votar si exige o no a Moncloa más policías y bomberos de forma urgente. Tendrá que elegir entre apoyar el criterio de Martínez-Almeida

Almeida asiste al acto de homenaje a los bomberos fallecidos en el incendio de los Almacenes Arias en 1987
El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu HernándezRicardo Rubio Europa Press

El Ayuntamiento de Madrid aprobó en el Pleno del pasado mes de septiembre, con el apoyo de todos los grupos políticos, dos propuestas orientadas a dar cumplimiento a una de las medidas recogidas en los Acuerdos de la Villa para dotar a la capital de más policías y de más efectivos de emergencias. En concreto, lo avalado por el conjunto del Pleno de Cibeles suponía reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez que dejara sin efecto la tasa de reposición para los servicios esenciales de la ciudad, entre los que se encuentran precisamente los relativos a las fuerzas de seguridad y de emergencia.

Aprobados esos puntos, el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida traslado la propuesta a la Delegación del Gobierno en Madrid. Desde esta instancia, el socialista José Manuel Franco puso límite a esta medida. En concreto, el delegado del Gobierno trasladó al consistorio que el Gobierno de Sánchez tiene la intención de mantener una tasa de reposición del 115% para las policías locales y del 110% en el resto de sectores prioritarios. ¿Qué sucede? Que esta solución no satisface al equipo de Almeida, al considerarla del todo insuficiente. Por ello, el Partido Popular y Ciudadanos volverán a llevar al Pleno de hoy esta medida con una exigencia: la de instar a Sánchez «de manera urgente» a que, «antes de la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado, elimine la tasa de reposición para los cuerpos y servicios de seguridad y emergencias del Ayuntamiento de Madrid o, en su defecto. autorice la realización de Ofertas Públicas de Empleo extraordinarias» que permitan al consistorio «dotar dichas plantillas de los recursos personales necesarios para poder ofrecer a los madrileños unos servicios de calidad».

La votación de la propuesta no tendrá especial emoción ya que todo parece indicar que saldrá adelante. Para ello, a PP y Cs le basta con sumar los votos de la bancada de Vox. El interés de la iniciativa, sin embargo, se encuentra en la posición que mantendrá el PSOE y su portavoz, Pepu Hernández. Tendrá que elegir entre mantener su criterio de apoyo a la medida para que Madrid tenga más policías –manifestada por los socialistas tanto en el pleno de septiembre como en la negociación de los Acuerdos de la Villa– o asumir ahora el criterio fijado por el Gobierno de Pedro Sánchez, hecho público ahora por José Manuel Franco. O su palabra o su lealtad hacia Moncloa y hacia el líder del PSOE, que fue precisamente el que le designó como cabeza de cartel del partido de cara a las elecciones municipales de mayo de 2019. En juego está que la ciudad pueda disponer de los servicios de seguridad y de emergencias que necesita. Porque si Sánchez no flexibiliza su criterio o no establece una excepción para Madrid ese objetivo será del todo imposible. Y es que en los Acuerdos de la Villa todos los grupos se mostraron a favor de impulsar las medidas necesarias para alcanzar los 1.700 bomberos y los 7.000 policías en cinco años.