Almeida pidió la ayuda de la UME en dos distritos y el Ministerio del Interior la negó a través de un mail

El Ayuntamiento de Madrid solicitó la colaboración de la Unidad Militar de Emergencia en puntos concretos de Fuencarral-El Pardo y Hortaleza, pero Interior justificó su negativa ante la necesidad de acudir a otros municipios

Dos militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) colabora en la retirada de nieve y hielo en las inmediaciones del colegio Fuente de la Villa tras la gran nevada provocada por la borrasca 'Filomena', en Valdemoro, Madrid
Dos militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) colabora en la retirada de nieve y hielo en las inmediaciones del colegio Fuente de la Villa tras la gran nevada provocada por la borrasca 'Filomena', en Valdemoro, MadridÓscar J.Barroso Europa Press

En la tarde del viernes, el Ayuntamiento de Madrid solicitó al Ministerio del Interior la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para que colaborasen en dos distritos a paliar los efectos de la nevada. Fuentes del Gobierno de José Luis Martínez-Almeida señalan a LA RAZÓN que la petición fue cursada a través del director de Emergencias, dependiente del área de Gobierno de Seguridad. El consistorio planteó que la UME prestase su trabajo en unos puntos concretos de los distritos de Fuencarral-El Pardo y Hortaleza. La Dirección de Protección Civil, dependiente del Ministerio del Interior, dijo «no». A través de un mail, señaló al Ayuntamiento de Madrid su imposibilidad de trasladarse a estos barrios ante la necesidad de acudir a otros municipios de la región. El alcalde agradeció ayer la labor desempeñada por la UME, pero reconoció que su Gobierno hubiera deseado que se quedaran unos días más. En una entrevista anoche en Telemadrid, aseguró que “con la UME solo podemos tener palabras de agradecimiento. Hay otras muchas ciudades que necesitan ese apoyo. Sí nos hubiera gustado que hubieran seguido, sí”, concluyó.

El Ayuntamiento de Madrid, en la tarde de ayer, negó públicamente que el alcalde hubiera pedido a la UME que se retirase de la ciudad de Madrid. A través de un comunicado, el consistorio explicó que “el pasado viernes la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior notificó a las autoridades municipales la retirada de la UME de la ciudad, pese a que desde el Ayuntamiento se les reiteró la petición de ayuda durante unos días más”. Y añadieron desde Cibeles: “En cualquier caso, este Ayuntamiento, con su alcalde a la cabeza, quiere volver a agradecer a la UME su labor durante estos días aciagos para la ciudad de Madrid”.

Y es que también ayer por la tarde, el Ministerio del Interior emitió un comunicado en el que dejaba entrever que la “salida” de la UME de Madrid se debía a la decisión de las autoridades regionales: “La Comunidad de Madrid, en el ámbito de sus competencias, ha decidido en la mañana de este lunes desescalar su Plan de Emergencias, pasando del nivel 2 al nivel 1 de alerta. Esto supone que la Comunidad de Madrid decide no utilizar los medios del estado, incluidos los de la Unidad Militar de Emergencias, para los trabajos de recuperación tras el temporal y la ola de frío. La decisión de la Comunidad de Madrid afecta y es vinculante para todos los ayuntamientos de su territorio. La Comunidad de Madrid ha comunicado de forma oficial esta decisión a las 10.30 horas de este lunes a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, que a su vez, se lo ha comunicado al Ministerio de Defensa a los efectos oportunos. El Ministerio del Interior no ha tenido ninguna participación en esta decisión y se ha limitado a comunicar la misma por los cauces establecidos”.

Fuentes del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, por su parte, aclaran que la Comunidad de Madrid en ningún momento ha tomado ninguna decisión orientada a forzar la UME de territorio madrileño. Aseguran que, en la reunión celebrada en la mañana de ayer por parte de todas las administraciones involucradas en la gestión de la emergencia meteorológica y sus consecuencias, se advirtió en primer lugar que la situación estaba “más controlada”. En segundo lugar, se constató que ningún ayuntamiento de la región había solicitado la ayuda en la UME en las últimas 30 horas. En tercer lugar, la Federación Madrileña de Municipios aseguró que los ayuntamientos ya podían hacerse caso de su operativo. Fruto de las discusiones en torno a la situación en la región, se decidió finalmente rebajar el nivel de alerta, del 2 al 1, dentro del Plan de Inclemencias Invernales. Eso implica que la Comunidad de Madrid deja de estar al frente del operativo y de las decisiones en todos los ayuntamientos -salvo en el de la capital, en donde, tanto el mando de las decisiones como la interlocución con el Ministerio del Interior para solicitar la ayuda de la UME no han dejado de esta en manos del propio Gobierno de Almeida-. Son, por tanto, los propios ayuntamientos en ese nivel 1 los que han de dirigir los operativos dentro del Plan de Inclemencias Invernales.

Aún así, aclaran desde el departamento de Interior del Gobierno regional, la Comunidad sigue prestando a los municipios que lo necesiten la ayuda que precisen a través de retenes, agentes forestales o Protección Civil. Y en el caso de que los ayuntamientos requieren en un momento dado la colaboración de la UME, la Comunidad mantiene su disposición a cursar la petición de ayuda correspondiente a través del Ministerio del Interior.