Almeida anima a los madrileños a denunciar las fiestas ilegales

La Policía Municipal ha intervenido este fin de semana 370 de estas juergas, “imagínese cuántas más habrá” afirma el alcalde de la capital

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, asiste a la reapertura de parte del parque de El Retiro, en Madrid, tras los destrozos de Filomena
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, asiste a la reapertura de parte del parque de El Retiro, en Madrid, tras los destrozos de FilomenaÓscar Cañas Europa Press

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha animado a los ciudadanos a denunciar las fiestas ilegales y llamar a la Policía Municipal para que “haga su trabajo, tan bien como lo suele hacer siempre”, tras intervenir este fin de semana en 370 en la capital.

En la reapertura parcial del Retiro, Almeida ha señalado que “no hay un patrón homogéneo” en relación a dónde se producen esas fiestas, aunque “hay algún distrito” que puede albergar más que otros porque “es cierto que también se producen en viviendas de uso turístico y eso sí que lo tenemos comprobado”.

“Estamos actuando de manera especial para frenar que las viviendas de uso turístico se puedan usar” para estos fines, ha señalado, al tiempo que ha indicado que “el ordenamiento jurídico tiene sus cauces para que desde el Ayuntamiento de Madrid pongamos en marcha los procedimientos administrativos contra aquellas personas que no residen en España” para que se les sancione a pesar de las “dificultades que pueda haber”.

Al respecto, ha comentado que “numerosas fiestas ilegales se celebran en domicilios” y hay una “dificultad jurídica” para poder entrar en los mismos, aunque ha subrayado que no van a “cejar” en su “esfuerzo”. Un grupo de personas, los organizadores y los asistentes a estas fiestas ilegales, que el alcalde de la capital califica, una y otra vez, de “pandilla de irresponsables”.

Este fin de semana la Policía Municipal ha intervenido en 370 fiestas ilegales, “y si se actúa en cientos de ellas hay que pensar cuántas no habrá en esta ciudad, porque obviamente no podemos poner a un policía municipal detrás de cada madrileño, detrás de cada persona que venga a visitar” la ciudad, ha reconocido Almeida.

“Somos una ciudad de 21 distritos, de 131 barrios, y por tanto es dificilísimo que podamos llegar a cualquier sitio en el que se esté celebrando” una fiesta, y “eso quiere decir que aquellos que participan u organizan” los encuentros son “profundamente insolidarios, irresponsables”, ha aseverado.

“Que su afán de pasarlo bien lo que hace es que las personas lo podamos pasar mal, que su afán de pasarlo bien puede desembocar en que haya personas que enfermen, que vayan a la UCI e incluso que mueran”, ha censurado el alcalde.

Por otro lado, Almeida ha defendido “el control y acción por parte” de la Policía Municipal, que tiene un “dispositivo preparado para poder intervenir en cualquier momento que se produzca una denuncia” ya sea en una vivienda “normal”, en una de uso turístico o en locales comerciales.

“La Policía Municipal está demostrando a lo largo de los últimos tiempos que ese dispositivo especial que ha permitido intervenir en tantas fiestas ilegales está funcionando, pero si no acabamos de rematar la tarea es porque no podemos colocar a un policía detrás de cada madrileño”, ha subrayado.

Respecto a la celebración de Semana Santa, el alcalde ha explicado que “poner la visión” en esas fechas “no conduce a nada” y lo que hay que hacer es fijarse en el día a día, pues “los escenarios son imprevisibles con la pandemia”.

Así, ha apuntado que el lema debe ser “hacer las cosas bien, para salir antes”, además de hacer caso a lo que indiquen las autoridades sanitarias y “no hacer hipótesis” sobre cual puede ser la situación epidemiológica durante las fechas de Semana Santa.