España

Iglesias lanza una Opa a Errejón

El líder de Podemos afirma que “como madrileño y antifascista” será un honor ocupar una candidatura de “un frente amplio de izquierdas”, al que llama al que antes expulsó

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias
Íñigo Errejón y Pablo Iglesias FOTO: Foto La Razón

Agitación y propaganda. Podemos ha vuelto por donde solía. Y en un 15-M. Marzo o mayo casi es lo de menos... El vicepresidente segundo del gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado que será el candidato a las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo y ha ofrecido a Más Madrid conformar una candidatura de “única” para los comicios.

Hay que olvidarse de los desencuentros del pasado. Ahora la batalla es ideológica y política. A tumba abierta. Iglesias, asegura, ha dado este paso para construir una candidatura “fuerte” que frente el avance de la ultraderecha en Madrid, si bien para ello se requiere el “debe moral y ético”, que es ya un “clamor” social, para liderar la “unidad de izquierda”.

“El enorme peligro y la enorme oportunidad que tenemos ante nosotros requiere que tengamos la responsabilidad, humildad y altura de miras de ir todos juntos en una candidatura de unidad”, ha explicado para recalcar que es “consciente” de las “cicatrices” que existen con el partido que lidera a nivel nacional Íñigo Errejón.

Unas cicatrices que se han ampliado en los últimos tiempos con la salida de Más Madrid en el Ayuntamiento de los díscolos a la ortodoxia que marca Rita Maestre.

El todavía vicepresidente segundo ha reiterado en varias ocasiones que como militante debe estar allí donde es mas útil en cada momento y ha incidido en que “voy a poner toda mi energía, mi cabeza, experiencia de Gobierno, todo mi corazón y toda la fuerza de mi organización en construir una candidatura de izquierda fuerte y amplia”.

Ahora resuenan las recientes palabras de Tania Sánchez, diputada autonómica por Más Madrid, que valoró en “Liarla Pardo” la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de rechazar la suspensión de las elecciones en la Comunidad, lo que acerca una cita electoral “en la que se pondrá a prueba la unidad de la izquierda frente a Ayuso”.

La diputada ha cargado contra el discurso de que Íñigo Errejón “no ha querido la unidad” de la izquierda. “Lo cierto es que en 2019, junto a Manuela Carmena, hizo un llamamiento amplio y lo que recibió fue una expulsión de Podemos”, afirma Sánchez.

“Madrid necesita un gobierno de izquierdas y creo que puedo ser útil ayudando a ganarlo y liderándolo”, ha asegurado Iglesias, que ha sostenido que a la derecha “no se la frena con partidos de tránsfugas” sino con una candidatura fuerte y con carácter.

La candidata de Más Madrid a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Mónica García, ha dado la “bienvenida” a la candidatura de Pablo Iglesias por parte de Podemos y ha asegurado que hablará con él sobre la posibilidad de concurrir juntos a los comicios, pero le ha pedido “respeto” para encajar posturas.

El todavía vicepresidente segundo ha dicho que “como madrileño y antifascista” será un honor ocupar esa candidatura.

Pablo Iglesias tiene por delante demasiados mimbres para tejer. Demasiados resquemores por su actitud en el pasado contra ese “frente de izquierdas” que ahora quiere poner en práctica.