“Alerta covid 484″ en Madrid por la cepa colombiana: más casos y preocupación por la respuesta de la vacuna

El Gobierno de Ayuso propone la realización de pruebas de antígenos al 100 % de la tripulación procedente de países con la incidencia “muy alta” y presencia de “cepas peligrosas”

Thumbnail

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha advertido este viernes de un aumento progresivo en las últimas semanas de la mutación 484 de la variante colombiana, algo que a la Consejería de Sanidad le preocupa ya que puede generar algún problema en relación con las vacunas.

En la rueda de prensa para actualizar la situación epidemiológica de Madrid, Zapatero también ha adelantado que se han detectado dos nuevos casos de cepa india en la Comunidad de Madrid, que se suman a los otros dos detectados la pasada semana.

Asimismo, ha señalado que la presencia de la cepa británica, la dominante en Madrid, está disminuyendo y se sitúa entre el 85 y el 90 por ciento, al tiempo que está aumentando la presencia de las cepas sudafricana y brasileña hasta el 5 ó 6 por ciento.

En este sentido, Zapatero ha reiterado su petición al Gobierno de España de aumentar el control y la vigilancia en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Baraja, ya que sólo se controla al 7% de los viajeros con una prueba de antígenos, que después se confirma con una PCR en el hospital Gregorio Marañón para pasar a su secuenciación.

Los datos de cribados realizados en Barajas fueron adelantados la semana pasada por LA RAZÓN. Este diario informó de cómo entre enero y abril, de los 2.095.243 pasajeros que han transitado por los aeropuertos españoles, 593.420 tenían como destino Madrid, lo que representa el 28,3% de las llegadas. Casi uno de cada tres viajeros que aterrizaron en un vuelo en España durante estos cuatro meses, se quedó en Madrid. Sobre ese volumen de visitantes, el nivel de testeo ha sido muy bajo. De enero a abril, según los datos a los que ha tenido acceso LA RAZÓN, en Barajas se han efectuado 43.750 test dentro del aeropuerto. De manera que sólo un 7,4% de los casi 600.000 pasajeros que han transitado por sus terminales han sido sometidos a una prueba de antígenos. Fuentes del Gobierno de Ayuso consideran que se trata de una «cifra ridícula», que «evidencia la falta de control real».

“Nos preocupa que los ciudadanos puedan viajar con carga viral si control de ningún tipo”, ha señalado Zapatero, que ha advertido de un goteo constante a través del aeropuerto que hace referencia tanto a las mutaciones como a la carga viral.

En este sentido, Zapatero ha propuesto al Gobierno la realización de pruebas de antígenos al 100 % de la tripulación procedente de países con la incidencia “muy alta” y presencia de “cepas peligrosas”.