Planes en Madrid

De Las Tablas a Villa del Prado: la montaña rusa de los contagios Covid en Madrid

El mapa de la incidencia de la pandemia en la Comunidad de Madrid muestra grandes diferencias en la afectación del virus según localidades y distritos

Varias personas hacen cola para vacunarse en el Wizink Center de Madrid
Varias personas hacen cola para vacunarse en el Wizink Center de Madrid FOTO: Alberto Ortega Europa Press

La pandemia cambia de rostro. O mejor dicho, de variante. La Comunidad de Madrid ha confirmado este pasado viernes el cuarto caso positivo de contagio por la variante ómicron del Covid-19 en la región, el primero por reinfección.

En este caso es una joven de 23 años cuyo contacto está relacionado con el hombre de 62 años que se contagió por transmisión comunitaria, según confirmaron fuentes de la Consejería de Sanidad.

Desde Sanidad de la Comunidad de Madrid se han repetido los mensajes de prudencia en las reuniones familiares y de amigos en estas fechas, aunque ya se ha anunciado que no se tomarán medidas especiales, como el pasaporte Covid que se aplica en otras comunidades. La gran tasa de vacunación en la población (superior al 90%) está haciendo que el incremento de casos y la presión asistencial en centros de salud y hospitales no sea tan grande en este inicio de la Navidad como en anteriores olas del coronavirus.

Una situación muy diferente a la registrada el pasado año, al final de la segunda ola, con un cierre perimetral para toda la región durante diez días -del viernes 4 de diciembre hasta las domingo 13 de diciembre, incluido-, y toque de queda entre las 00 y las 06 horas, con cierre de actividad de hostelería en esta misma franja horaria.

Entonces, la incidencia acumulada a 14 días era de 224,03 por cada 100.000 habitantes, aunque arrastraba una tendencia descendente desde hace varias semanas. También la presión hospitalaria iba en descenso, con menos de 2.000 ingresados en agudos y las UCI por debajo de 400, aunque todavía con tasas del 10,10% en camas de pacientes Covid y del 26,27% en UCI.

En esta ocasión, la región se encuentra en riesgo medio (de 100 a 300 casos por cada 100.000 habitantes) pero con varias semanas encadenando subidas. En concreto, desde que el pasado 11 de octubre bajó a riesgo bajo con 48,4 casos por cada 100.000 habitantes, ha ido en aumento hasta llegar a los 168 casos registrados este viernes, con niveles de finales de junio y principios de julio y una subida de casi diez puntos en el último día.

Situación controlada

No obstante, la Comunidad de Madrid, como decíamos, habla de situación de “control” y ha descartado endurecer las restricciones, con medidas como la implantación del pasaporte Covid por la que han optado otras regiones, dado el comportamiento asistencial y el alto índice de vacunación. En este momento, los hospitalizados son 413 y 117 los ingresados en UCI, con crecimiento en cuanto a casos en seguimiento en Atención Primaria.

Así, la tasa de ocupación hospitalaria ronda el 8% (casi dos puntos inferior a los 10,10% del pasado año), mientras que la UCI se sitúa sobre el 10,50% (puntos menos que hace un año, cuando se fijaba en 26,27%).

Y mientras, las autoridades sanitarias siguen de cerca la incidencia en distintas localidades y distritos de Madrid. En Madrid capital, es la zona de Las Tablas, en el distrito de Fuencarral-El Pardo, la que presenta mayor incidencia: está en riesgo extremo con 348.

Otras zonas de la capital también están pon encima de la media. Son el caso de Sanchinarro (203), Vicente Muzas (226), Oscasur (268) o Segre (208). Además, Boadilla, Getafe, Coslada, Torrelodones, Soto del Real, Valdemoro, Villarejo de Salvanés, Manzanares el Real, Cercedilla o Alpedrete aparecen en el mapa Covid de la Comunidad de Madrid con colores más oscuros respecto al resto de zonas, muestra de que sobrepasan los 200 de incidencia. En algunos casos, se supera los 300.

Frente a ello, como si fuera la aldea gala de Astérix, tenemos a Villa del Prado, al sur de la región, con una incidencia por debajo de 50. Todo un ejemplo para el resto.