Cinco lugares en los que comprar las mejores rosquillas de San Isidro

Este emblemático dulce puede ser de cuatro tipos: tontas, listas, de Santa Clara y francesas.

Las rosquillas de San Isidro es un dulce que es posible elaborar en casa
Las rosquillas de San Isidro tontas y listas son el dulce típico de la festividad FOTO: GastroMadrid Gastronomía

Con el buen tiempo llega también la época de las rosquillas de San Isidro, que pueden ser tontas, listas, de Santa Clara o francesas. Las listas son las que tienen un punto de limón y van recubiertas de azúcar, las tontas son las más sencillas, sin cobertura; las de Santa Clara con las que llevan una capa de merengue y las francesas, por último, llevan una cobertura de almendra picada. Si la Semana Santa tiene a sus torrijas, este dulce tan típico, en todas sus variantes, acompaña a los madrileños más golosos durante la primavera. Pero, ¿dónde encontrarlos? Además de en los puestos de la propia Pradera de San Isidro, aquí van algunos de los lugares más populares para degustarlos.

1. El Riojano

Esta emblemática tienda puede presumir de llevar 160 años abierta y, además de tartas y bollería, cuenta con todo tipo de pastelería para festividades concretas. En el caso de San Isidro, además de las rosquillas de cinco tipos, tiene barquillos y azucarilos. Está en C. Mayor, 10, pero también dispone de tienda online.

2. La Mallorquina

Como era de esperar, esta céntrica y turística pastelería, que lleva poniendo el foco en la confitería tradicional y artesana desde 1894, también dispone de las rosquillas de San Isidro. Está en Calle Mayor, 2; y en la Glorieta de Quevedo, pero también dispone de venta online.

3. Viena Capellanes

Esta franquicia, que dispone de múltiples establecimientos por la Comunidad de Madrid, funciona desde 1873. Actualmente ofrece un amplio abanico de productos artesanos de pastelería, alimentación gourmet y platos preparados. En su página web, por ejemplo, se puede encontrar una bandeja de 24 unidades, 12 unidades de limón y 4 unidades del resto de clases de tontas, Santa Clara y francesas, por 13,20 €.

4. Casa Mira

Aunque fue fundada hace 157 por Luis Mira, un maestro artesano del turrón, en la actualidad son muchos los dulces tradicionales que se pueden adquirir en esta pastelería, situada en Carrera de S. Jerónimo, 30. “¿Sabías que los dos tipos de rosquillas más clásicos son las rosquillas Tontas (sin glaseado) y Listas (con azúcar y limón)? ¡Todas las tenemos en Casa Mira! Artesanales y deliciosas”, comparten en sus redes. Sus productos también están disponibles haciendo click aquí.

5. Horno de San Onofre

Esta pastelería, que cuenta con múltiples establecimientos desde 1972 (uno de ellos en Japón) es especialmente conocida por sus navideños Roscones de Reyes, que tienen una gran demanda. Sin embargo, en su oferta también se encuentran tanto las rosquillas de San Isidro como las de Alcalá, también madrileñas.