El Camino de Uclés, cita obligada desde Madrid para este otoño

Calificado como “el otro Camino de Santiago” muestra la relevancia histórica y cultural de una fortaleza y templo clave en la lucha contra los musulmanes

Monasterio de Uclés
Monasterio de Uclés FOTO: Efe

Digamos de entrada que ahora no es el momento... Hace demasiado calor. Sin embargo, este recorrido es perfecto para realizarlo en otoño o en primavera. Una aliciente más tras la canícula.

Creado en el siglo X por la Orden de Santiago, adoptó la misión desde el siglo XII de proteger a los peregrinos del Camino de Santiago, y luchar contra los musulmanes. Gracias a esta fortaleza, los cristianos consiguieron defenderse hasta la finalización de la Reconquista del siglo XV.

La peregrinación, cómo no, comienza en la Iglesia del Santo Apóstol en la capital, en el templo de Santiago, continuando hacia la Catedral de la Almudena, justo al lado, donde debe sellarse por primera vez la credencial de este Camino, sin duda uno de los templos más importantes del país. Así las cosas, con buen ánimo, continuaremos hacia Rivas-Vaciamadrid, a partir de donde se aleja de la ciudad, adentrándose en los pueblos de la Comunidad hasta las últimas dos etapas, que discurren por territorio manchego.

Interior del monasterio de Uclés
Interior del monasterio de Uclés FOTO: Efe

Una cuidada vía verde siguiendo el trazado del antiguo Ferrocarril del Tajuña, que aunque conocido como tren de Arganda, partía desde Madrid hasta Alocén, por lo que te acompañará durante un par de días, ya que son unos 25 kilómetros. Si tienes la suerte de realizar este viaje en Semana Santa, no debes perder la oportunidad de conocer la Semana Santa de Tajuña. Concretamente el Jueves Santo, se celebra en la localidad la Pasión, en una fiesta que ha sido declarada de Interés Turístico.

El antiguo Ferrocarril del Tajuña era clave también pues en su trayecto unía Arganda con Carabaña. Esta última es famosa desde finales del siglo XIX por sus aguas minero-medicinales, y tanto el manantial como el balneario hizo crecer la fama de la localidad nacional e internacionalmente. Pasarás por Estremera, con un rico patrimonio artístico, y llegarás a los confines de la Comunidad de Madrid para adentrarte en Cuenca. En Barajas de Melo podrás visitar la Iglesia parroquial de San Juan Bautista del siglo xv con una fachada plateresca espectacular. Otro edificio singular y de gran interés es el Palacete Fuente Alcázar. Desde allí, el final de tu Camino está cerca. Descubrirás el histórico Monasterio de Uclés, sede de la Orden de Santiago. Se trata de un imponente edificio que combina arquitectura plateresca, herreriana y churrigueresca. En sus inicios formaba parte de un conjunto de fortificaciones que tuvo sus orígenes en la dominación musulmana de la Península Ibérica. Pero numerosos siglos de historia han dado lugar al majestuoso edificio que destaca en lo alto del cerro con el pueblo de Uclés y el río Bedija a sus pies. Toda una experiencia turística y cultural a pocos kilómetros de Madrid.