Una “ceguera de plantas” que dificulta salvar a la flora de la extinción

Casi 6.000 especies con flores se encuentran amenazadas por el peligro de extinción en España. Datos desconocidos por “todas las culturas”, que centran su atención en la pérdida de especies animales

La dramática extinción de algunas especies vegetales pone en alerta a los expertosMario LopezEFE

“Pinto flores para que no mueran”, escribía Frida Kahlo. Y quizás sea este el único método que le queda a la humanidad para no perder el aroma y el color que la flora regala. La dramática extinción de algunas especies vegetales ha puesto en alerta a los expertos, que trabajan para hacerse "hueco en las conciencias de los gestores” y, con ello, conseguir su involucración en la conservación de la biodiversidad botánica.

Los investigadores del Real Jardín Botánico mantienen que “casi una tercera parte de la flora de la Península Ibérica tiene algún rango de peligro o amenaza por desaparición”, cifras que se traducen en unas 6.000 especies con flores. En la actualidad, los científicos detallan que en España son ya seis las especies que requieren un control ininterrumpido. Y es que los días de convivencia con la chicoria hueca, la margarita del castril, la Gadoria falukei, la nomevés, la náufraga y el falso dragoncillo, ya se miden a cuentagotas.

El silencio y la ignorancia ante este lúgubre acontecimiento es, también, conocida como "ceguera de plantas”. La ciudadanía suele centrar su preocupación en la pérdida de especies animales, olvidando la trascendencia y la significación que contiene la muerte de las plantas. “En todas las culturas”, se mantiene esa mala costumbre en la que "se presta menos atención a las plantas que a los animales”, afirma el presidente de la Sociedad Española de Botánica, Juan Carlos Moreno.

La magnitud del asunto ha sido ya marcada por la UICN, que ha establecido los niveles de amenaza a los que se presentan las distintas familias vegetales. La gravedad de peligro al que se enfrenten se definirá a través de las etiquetas “vulnerable, peligro, peligro crítico y extinguidas”, todas ellas dependiendo del número de individuos de una población y su dinámica, y el número de poblaciones. Asimismo, este organismo ha elaborado “La Lista Roja de Especies Amenazadas”, un inventario mundial que recoge el estado de la biodiversidad internacional, para contribuir con los distintos países en la toma de decisiones y medidas eficaces para la conservación de las especies.