Carles Navarro, presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española: «El hidrógeno no va a ser la solución para todo»

"El sector químico, muy dependiente del petróleo, alerta de que para electrificarse se necesitará tres veces más de renovables", Carles Navarro, presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española
"El sector químico, muy dependiente del petróleo, alerta de que para electrificarse se necesitará tres veces más de renovables", Carles Navarro, presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química EspañolaJuan Segovia +34636452735© Juan Segovia

Paquetes que después de su so se convierten en compost, productos cosméticos sólidos que evitan los envases, PVC hechos a partir de residuos. El sector químico se ha reunido esta semana en Barcelona para presentar sus novedades y estrategias para la transición ecológica. Y es que teniendo en cuenta su facturación, solo cada español consume al año más de 1.500 euros en químicos.

-Los químicos son necesarios para el 94% de lo que se fabrica en el mundo, ¿qué papel tienen en la transición ecológica?

-Somos una ciencia muy transversal y una industria esencial. Sin la química no hay forma de avanzar de asumir los retos de la emergencia climática, la pérdida de biodiversidad y el consumo de recursos. Hay que cambiar de paradigma y apostar por una economía circular y para eso la química es insustituible. Tenemos soluciones que van a posibilitar usar menos materia de origen fósil y más productos reciclados o renovables. Es decir, incrementar la actividad económica sin que eso incide en el consumo creciente de recursos finitos. Por ejemplo, el reciclaje químico es una solución para los residuos plásticos; hay tecnologías para que estos, a través de procesos termoquímicos, se conviertan en aceite de pirólisis para volver a fabricar nueva materia prima. Eso por sí solo tiene un potencial de circularidad enorme. Hay que pensar que se producen 400 millones de plásticos toneladas al año.

-Pero la tendencia es que siga creciendo su producción.

-Evidentemente, porque ¿por qué se usa cada vez más el plástico independientemente de lo que le rodea en cuanto a opiniones negativos o demonización? Porque tiene propiedades que no tiene ningún otro material. Sin embargo, hay formas muy racionales y sostenibles de usarlo y otras que no. Hay que hacer una consideración del ciclo de vida completo para llegar a la conclusión de si es el mejor material para cada uso determinado.

-¿Dónde está el talón de Aquiles del sector para lograr descarbonizarse?

-Para nosotros el gran reto es la electrificación porque usamos mucho petróleo y gas. La química en gran medida proviene del petróleo. La nafta es una de sus materias primas. Ahora los craquers de nafta, de los que se obtienen muchos productos químicos básicos, funcionan con gas natural. De hecho, uno solo a día de hoy procesa un millón de toneladas anuales de nafta y emite un millón de toneladas de CO2. Sustituyendo el gas por electricidad de origen renovables, bajaríamos a 200.000 toneladas de emisión. Una gran parte de las emisiones de la industria química bajarían de un plumazo. Pero desde la patronal europea el mensaje a la Comisión es que para electrificar la química hará falta por lo menos aumentar tres veces la capacidad renovable instalada en el continente en diez años.

-¿Cuáles son las posibilidades del sector español de la química en esta transición?

-De los mil proyectos que ahora tiene la UE relacionados con él, unos cien vienen de España. Es el país que está apostando de una forma más clara por encontrar el encaje del hidrógeno en el conjunto del mix tecnológico del futuro. Ahora bien, hay que fabricarlo de forma energéticamente eficiente o por lo menos sin emisiones de CO2, porque por cada tonelada que se fabrica hoy en día se generan 10 toneladas de dióxido de carbono. Hay metodologías como la electrólisis que te pueden proporcionar H2 sin emisiones. Es un elemento que nos da mucha esperanza, pero que habrá que encajar porque no va a ser la solución a todo. Además, ahora mismo fabricar hidrógeno verde no es rentable... Es una de esa soluciones que habrá que apoyar, igual que pasó con la solar.

-¿El informe Welcome 2030 que habéis presentado habla de los avances para los próximos años, ¿qué nos espera?

-La fotosíntesis artificial, según los expertos, ya es más eficiente que la que hacen las plantas. Es una tecnología que ya existe, pero que hay que escalar. El tema de las baterías: ahora se está trabajando con ion litio básicamente, pero hay baterías de estado sólido, de aluminio, de sodio que ya existen. Lo que hay que hacer es acabar de darles forma para que sustituyan en volumen a las que ya están utilizándose. Eso va a ser fundamental para la movilidad del futuro…