Lorca mantiene estables los contagios y Mazarrón clausura parques y mercados

El brote de Totana eleva a 112 los afectados, y el alcalde de Murcia asegura que la ciudad «ni siquiera está cerca» de un nuevo confinamiento

Ante el repunte de los casos de coronavirus en municipios como Lorca y Mazarrón, los servicios municipales han puesto en marcha todo tipo de medidas de prevención y seguridad con el objetivo de evitar lo que ocurrió en Totana, que retrocedió a la Fase 1 hace apenas una semana tras un aumento de casos provocado por un brote en el ocio nocturno. De esta forma, desde el Ayuntamiento lorquino informaron ayer de que el número de afectados se mantenía en 16, «una buena noticia aunque no puede decirse que no vayan a aparecer nuevos casos».

Así lo explicó el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente, junto al alcalde del municipio, Diego José Mateos, un día después de que se hiciera oficial el rebrote y se suspendieran todos los actos públicos y se cerraran parques o canchas deportivas.

Medidas que también fueron ordenadas por el Ayuntamiento de Mazarrón, mediante un decreto en el que se clausuró temporalmente la totalidad de parques, jardines y zonas de juego públicas, así como la limitación de la actividad en los mercadillos dedicados a la venta de productos alimenticios. En este municipio, sí que se han sumado nuevos contagios, concretamente dos, hasta alcanzar los 21 afectados de Covid-19.

En este sentido, el Servicio de Epidemiología de la Comunidad detalló que, durante la pasada jornada, se habían frenado ligeramente los nuevos contagios, contabilizando 24 más que el día anterior. Un escenario que elevaba a 483 los casos activos hasta la medianoche del lunes, y que registraba diez ingresos hospitalario más que el día anterior, hasta alcanzar los 35 ingresos.

Esta cifra, al parecer, se debía al número de inmigrantes que han tenido que ser alojados en los centros hospitalarios de la Comunidad, después de la llegada masiva de pateras durante el fin de semana. En concreto, hay 34 positivos, 32 en el Virgen de la Caridad y otros dos en el Santa Lucía.

En cuanto al resto de brotes localizados en la Región de Murcia, desde la Consejería de Salud se detalló que en el caso del foco detectado en Totana, se elevan a 112 los afectados en el municipio, cuatro más en 24 horas, mientras que el brote de la zona de Atalayas de Murcia alcanzó hasta ayer los 87 infectados, es decir, cinco personas más.

Ballesta descarta confinar

Otro de los municipios que está en el punto de mira es Murcia tras el brote localizado en el barrio de San Andrés y en la pedanía de Beniaján. Por ello, el alcalde, José Ballesta, aseguró ayer que la ciudad «no está ni siquiera cerca» de tener que someterse a un nuevo confinamiento.

«El municipio cuenta con 70 casos positivos con una población de más de 450.000 habitantes, por lo que la situación no es ni extremadamente grave, ni siquiera grave», y apeló a la tranquilidad y a la normalidad.