Tensión en el barrio murciano de San Pío X por intento de desalojo de okupas

El edificio estaba okupado hasta hoy por 48 personas, todas de origen africano, y algunas han decidido abandonarlo ante la presión policial

Imagen del edificio okupado en Murcia
Imagen del edificio okupado en MurciaLa RazónLa Razón

En torno a una treintena de policías nacionales están tratando de desalojar este martes un edificio a medio construir en el barrio murciano de San Pío X en el que residen en torno a medio centenar de migrantes, lo que ha generado un enorme clima de tensión.

Los agentes se han trasladado hasta el inmueble en torno a las 9:30 horas, si bien a las 11 aún no se había producido el desalojo, explica a Efe Inmaculada Munuera, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y de la vecinal creada para apoyar a este colectivo.

El edificio estaba okupado hasta hoy por 48 personas, todas de origen africano, y algunas han decidido abandonarlo ante la presión policial, aunque Munuera advierte de que los agentes no cuentan con una orden de desalojo, sino solo con una para ejecutar el próximo viernes 27 de noviembre de cerramiento del edificio por encontrarse en ruinas.

La orden, según explica Paco Morote, también representante de la PAH, es de la Concejalía de Urbanismo de Murcia y está ratificada por el juzgado, lo que desde el consistorio han declinado confirmar o desmentir o hacer declaraciones.

Para Morote, no le corresponde al ayuntamiento pedir el desalojo del inmueble y la decisión es “un disparate” en un momento de crisis sanitaria como el actual, en el que se pide a la población no salir a la calle y hay impuesto un toque de queda nocturno.

La queja generalizada de los vecinos que se agrupan en el lugar es precisamente la falta de alternativas para estas personas en el actual escenario, que se verán abocadas a deambular por las calles sin un recurso habitacional digno.

Los okupas también manifestaban su deseo de no vivir en este edificio ni en las condiciones actuales, pero insisten en que no se les han ofrecido soluciones y recuerdan que el inmueble lleva años en esta misma situación sin que las instituciones hayan hecho nada para revertir la situación.