Diez puntos para un cambio radical en Cuba
El Parlamento Europeo condena expresamente los horribles crímenes cometidos por los comunistas en toda Europa sin excepción
Zoé Valdés

El MRLM (movimientomartiano.com) con el apoyo de Léo Juvier-Hendrickx y Cubanos Libres de Bélgica (https://belgocuba.be/) hemos trazado los siguientes 10 puntos. Por cuanto, el régimen de Cuba desde más de 62 años es una tiranía, un estado totalitario nazi comunista, con métodos criminales y de exterminio que usa los que usaron ambos sistemas de represión y muerte. Por cuanto, Cuba no necesita una transición con modelos de otras dictaduras. Cuba mucho menos necesita un cambio-fraude ni tampoco un plebiscito vinculante a estas alturas. Cuba necesita un cambio radical de régimen.

Diez puntos inspirados en los de Maryam Rajavi (https://zoepost.com/plan-de-10-puntos-presentados-por-maryam-rajavi-lider-elegida-de-la-resistencia-irani-para-el-futuro-de-iran/):

1.- Exigir al Club de París, principal financiador de la tiranía nazi comunista con la intención de que pague la deuda que contrajo ese régimen con sus víctimas y con el exilio. Una deuda impagable en el plano deudor de los sentimientos, pero absolutamente posible de pagar para el Club de París, que durante décadas ha financiado a esa tiranía que nos ha oprimido y excluido, empobreciéndonos y endeudándonos. El Club de París debe saldar contante y sonante esa deuda con cada uno de nosotros, pues al sostener al régimen que oprime a los cubanos nos ha asfixiado imponiéndonos un bloqueo asesino y demoledor. Una demanda judicial pudiera ser prevista.

2.- Relanzamiento de los tribunales anticomunistas internacionales en La Haya con especial atención al caso cubano, que junto con Corea del Norte es el régimen más largo en tiempo y más horrendo en crímenes contra la humanidad.

3.- Tumbar y sacar por la vía que sea a la familia Castro y a los esbirros que los secundan y mandan desde todos los sistemas y estamentos de poderes dentro del país. Los cubanos han preferido hasta ahora la vía pacífica, pero hemos reunido pruebas suficientes que concluyen que estas por el momento no han funcionado ni funcionarán a estas alturas. Entonces, pedimos, exigimos, una intervención militar quirúrgica rápida e inmediata contra los puntos y sitios claves usurpados por ese régimen.

4.- Prohibición con el apoyo internacional del Partido Comunista, del comunismo y de todos sus símbolos en el país. En la Constitución alemana de 1949, se prohíben específicamente “los partidos políticos que conduzcan al totalitarismo”. La Resolución 1481 / 2006 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa se emitió el 25 de enero de 2006, durante su período de sesiones de invierno, la misma señala que el Consejo de Europa “condena enérgicamente los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios” equiparando el comunismo y los estados comunistas con el fascismo y el nacionalsocialismo por sus similitudes en los crímenes contra la humanidad, la ideología de odio y la tiranía de sus gobiernos. El dieciocho de septiembre del año 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución común sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro del continente, en donde se condena expresamente los horribles crímenes cometidos por los comunistas en toda Europa sin excepción.

5.- Conseguir que los grupos opositores presenten proyectos profundos y serios de cambios beneficiosos para Cuba y que vuelvan a situar a la isla en el plano internacional que merece, además se declaren como partidos políticos pequeños, aunque fuertes, y consigan mediante votación popular crear un gobierno con líderes probadamente anticomunistas. Cualquier acercamiento de uno de esos líderes a la ideología comunista lo descalificaría como político. Un Jurado de Sabios sería nombrado para tal análisis y efecto.

6.- Retomar la vigencia de la Constitución del 40 y estudiar la Constitución de 1901, con vistas a crear una nueva Constitución inspirada en las anteriores que funcione para los cubanos.

7.- Retomar las riendas de la educación y de la salud, y que se devuelvan a lo privado con el sistema de urgencias y atenciones conveniente de cualquier país capitalista desarrollado, incluido en el sector preferencial. Libertad de religión y de pensamiento, con atención especial a las prácticas que beneficien la vida, la cultura y la inteligencia, y se distancien del oscurantismo y la manipulación servil.

8.- Cero diálogo con la rémora del castrocomunismo. Relación de respeto con la Armada. Lo que se podría llevar a cabo en igualdad de condiciones con el ejército y con los líderes opositores, con los líderes del exilio, desde la oposición real; o con figuras de liderazgo inmediatos cuya culpabilidad o colaboración bajo la dictadura sea considerada menor a la representada por los Castro y sus esbirros, una vez que hayan reconocido frente los tribunales correspondientes de justicia sus faltas y hayan pagado con condenas por el daño perpetrado contra el pueblo cubano durante más de seis décadas. Los performances artísticos no deben ser considerados respuestas y acciones políticos, sino actos de resistencia artística.

9.- La Unión Europea y el resto del mundo debieran denunciar y eliminar de inmediato el sistema de Apartheid económico y de todo tipo de Apartheid en contra de los cubanos opositores y exiliados. Ese sistema de Apartheid constituye un desprecio a nuestro país y lo tendremos en cuenta en proyectos de gobiernos futuros en los que sin duda muchos de nosotros prestaremos un rol esencial.

10.- Cuba deberá seguir negociando con los socios internacionales de siempre, una vez que estos paguen la estrepitosa deuda que han contraído con los cubanos de a pie que fueron excluidos de sus negocios con el régimen y tratados y contratados en cada una de las ocasiones de negociación como esclavos y ciudadanos de segunda y de tercera categoría frente al estado totalitario nazi comunista que los usó como mano de obra esclava con la finalidad de enriquecimiento individual obrando en contra del país.