Sí a la vida

El mayor éxito de sus valientes fundadores es hacer brillar los ojos de los asistentes

Irene Villa

Nada hay más importante que las personas. Sigue siendo algo que aún tenemos que aprender.

Hay que empezar por lo esencial y estas afirmaciones nos hacen ver que la vida es más sencilla de lo que creemos: “Necesitas amarte, para amar. Respetarte, para respetar. Valorarte, para valorar. Aceptarte, para aceptar. Nadie puede dar lo que no tiene”.

El pasado domingo, al margen de etiquetas e ideologías, lo que se vivió en Madrid fue un enorme sí a la vida, al amor y a la familia, como la primera y esencial escuela de socialización que es. La que nos arma de valores que nos blindarán de por vida.

Unos valores que han llevado a los mejores a lo más alto.

El documental “Starlite 1 década”, dirigido por Paola García-SanJuán, demuestra que la perseverancia, la autoconfianza, el esfuerzo y la valentía de Sandra García-Sanjuán, Ignacio Maluquer y su equipo, su familia, les han llevado a cumplir una década, frente viento y marea, del único festival de música del mundo que dura tres meses.

Música, naturaleza y magia han hecho vibrar a miles de personas en un entorno en el que se genera una energía muy especial con el público.

Luis Miguel, Julio Iglesias, Tom Jones, Elton John, Raphael, Lenny Kravitz, Sting, Carlos Santana, Bony Tyler, Gloria Gaynor… Son algunas de las estrellas que han brillado en Starlite.

Sin embargo, el mayor éxito de sus valientes fundadores es hacer brillar los ojos de los asistentes, algo que, según Sandra, compensa el estrés, las noches sin dormir, los momentos de colapso... Su mayor impulso es su madre que siempre ha creído en ella y su padre que desde el cielo es su gran aliado.

Sandra ha sabido rodearse de gladiadores y confirma que no somos conscientes de nuestro potencial hasta que la adversidad obliga.

Gracias por contagiarnos el brillo de las estrellas, y como también estoy convencida de que “la leyenda empieza ahora”.