Gobierno y eléctricas, obligados al acuerdo

La Razón
La RazónLa Razón

Lo único que no se le puede reprochar al ministro José Manuel Soria es no tener coraje para abordar los graves y enquistados contenciosos que atañen a su departamento de Industria. El del sector eléctrico, entre los primeros. La decisión del Gobierno de no aportar 3.600 millones para la reforma energética obliga a una negociación entre las partes para encontrar la mejor salida. Soria tiene capacidad y autoridad moral para llevarla a buen puerto en beneficio de los consumidores. El ciudadano no entendería que no hubiera acuerdo.