Sociedad

Un misil yihadista destruye la Cruz de los cristianos

El estado islámico distribuye un vídeo en el que marca como objetivo prioritario a los católicos

Captura del vídeo del Estado Islámico con el misil impactando en la Cruz
Captura del vídeo del Estado Islámico con el misil impactando en la Cruz FOTO: jmz cr

Un misil yihadista que destruye la Cruz que representa la religión cristiana. De esta manera gráfica, el Estado Islámico (Daesh, Isis) esplica, en un vídeo publicado en sus redes sociales, sus intenciones, que ya se han puesto de manifiesto en los atentados cometidos en los últimos tiempos en iglesias y contra fieles en diversas partes del mundo.

Tal y como adelantó LA RAZÓN, los templos (y las Fuerzas de Seguridad) figuran entre los objetivos que los yihadistas se han marcado para sus atentados en occidente. El vídeo confirma la noticia facilitada por expertos antiterroristas.

En la grabación, titulada “Los espíritus en las montañas”, de una duración ligeramente superior a los minutos, la banda señala los objetivos comunes y recoge imágenes del terrorista que cometió los atentados de Viena; el reciente atentado en Bagdad, cuando dos suicidas hicieron estallar los chalecos bomba que portaban e imágenes de los moujahidines (combatientes) en acción.

La obsesión por acabar con la religión cristiana es una constante de isis: “esta es una guerra justificada divinamente entre la nación musulmana y las naciones de la incredulidad”, dicen en sus documentos internos. Y aseguran que Alá ampara la difusión de sus creencias mediante el uso «de la espada», que es una obligación que se encuentra en el Corán. Amenazan con que «la guerra sólo terminará con la bandera negra de Tawhid (monoteísmo islámico) aleteando sobre Constantinopla (Estambul) y Roma, lo que no es difícil para Alá». «Saben muy bien que nuestra lucha continuará hasta que sean derrotados, se sometan a la regla de su creador o hasta lograr el martirio. Alá ha hecho nuestra la misión de hacer la guerra contra la incredulidad hasta que deje de existir. Él nos ha ordenado matar a todos los paganos dondequiera que estén».

La preocupación en la Iglesia ante las intenciones de los terroristas es creciente, sobre todo por los misioneros que se encuentran en zonas donde los yihadistas actúan con una gran operatividad. El Papa Francisco, en su previsto viaje a Irak el proximo mes de marzo, tendrá entre sus prioridades ailos cristianos perseguidos y los desplazados por el terrorismo yihadista. Está previsto que se traslade a la catedral siro-católica de Nuestra Señora de la Salvación en Bagdad para el encuentro con los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y catequistas en donde pronunciará otro discurso.

Asimismo, visitará Erbil, capital del Kurdistán iraquí, que se ha convertido en el refugio de numerosos cristianos que escaparon de las ciudades de Basora, Bagdad y Mosul durante el avance del Estado islámico. Antes de que Estados Unidos invadiera Irak en 2003, había alrededor de 1,2 millones de cristianos en todo el país; ahora no quedan más de 300.000.