¿Vas a tener un bebé en pleno confinamiento? Así es como puedes preparar una baby-shower virtual

Si vas a ser mamá en estos tiempos inciertos, o ya lo has sido, seguro que la idea de hacer la ya extendida fiesta “pre-nacimiento” o una “fiesta de bienvenida” ni se te ha pasado por la cabeza. ¡Puedes hacerla! Te decimos cómo.

Aplicaciones como Zoom, Meet o Google Hangouts pueden permitirte hacer una baby-shower con tus amigos y familiares más cercanos-
Aplicaciones como Zoom, Meet o Google Hangouts pueden permitirte hacer una baby-shower con tus amigos y familiares más cercanos-David GoldmanAP

Procesiones en los balcones sevillanos durante su “no Semana Santa”, cumpleaños que se celebran con música de cláxones de coches de policía o ambulancias, vídeo llamadas eternas con los amigos las noches de los fines de semana, citas a ciegas online, “quedadas” para tomar el vermú al otro lado de la pantalla; nos podemos quedar en casa, pero nosotros decimos como. Por eso, si has dado a luz en estos días de la marmota, o vas a hacerlo, no renuncies a celebrar la llegada de tu bebé por todo lo alto. The New York Times nos da algunas ideas para que puedas hacer tu baby-shower o tu fiesta de bienvenida virtual. Muy “american style”, eso si.

Esta tradición heredada de USA tiene como objetivo principal reunir a todas aquellas personas relacionados de un modo u otro con el futuro bebé y con sus padres, y suele celebrarse uno o dos meses antes del nacimiento del bebé. Aunque en muchos casos se convierte en un mero trámite para recibir regalos, su significado primigenio era reunir al círculo de apoyo de la madre, a su “tribu”, para ofrecer consejo, deseos, apoyo y “buena vibra” antes del parto. Los tiempos cambian, afortunadamente, y hoy por hoy las celebraciones son mixtas, y se implican los dos futuros progenitores.

Tips para tu baby-shower virtual

  1. Selecciona al grupo de personas que quieres que participen. La opción virtual “obliga” a reducir al mínimos el número de invitados que pueden participar. Las aplicaciones más usadas para vídeo llamadas (Skype, Zoom, Meet, House Party, Facetime, Whats up, o Google Hangouts) permiten conectarse a la vez a un máximo de entre 7 y 10 personas. Otra opción es hacerlo con diferentes grupos a distintas horas, y así podrás incluir a más gente que te importa.
  2. Decora la sala donde vaya a celebrarse la fiesta como si fuera a suceder de manera presencial. Puedes pedir a los invitados que decoren también la suya con materiales sencillos, o incluso hacérselos llegar unos días antes.
  3. Respecto a la comida, uno de los puntes fuerte de cualquier celebración, puedes compartir recetas sencillas que os gusten con los invitados para que las hagan ese día.
  4. Como anfitriones, los padres deberán definir el tipo de actividades que se van a hacer en la fiesta. Algunas ideas pueden ser:
  • Pedir a los asistentes que compartan una canción que tenga significado para ellos, para que los futuros papás la escuchen junto a su hijo/a antes de que nazca y una vez haya nacido. Estudios recientes han demostrado el poder de la música para activar el desarrollo cerebral de los bebés, mejorando el procesamiento de sonidos y palabras y facilitando el habla.
  • Enviar a los invitados preguntas específicas sobre su experiencia vital como padres que puedan ayudar a los futuros progenitores. Por ejemplo: ¿tuvisteis miedo en el parto?, ¿sentisteis en algún momento que ser padres os superaba? ¿cómo os sentisteis durante los primeros meses? ¿llevasteis a los niños a guardería? ¿cómo llevasteis la vuelta al trabajo?, entre otras.
  • Nombres de bebés famosos. Una idea de juego sencillo es preparar una lista de nombres de bebés de famosos que todos conozcan. Nombra uno por uno y los invitados deben adivinar qué famoso eligió ese nombre para su hijo.
  • Trivial sobre los padres. También puedes pedir a tus mejores amigos, o los familiares que mejor os conozcan, que preparen preguntas sobre vosotros para hacer a vuestros amigos.

Recuerda que tu hijo nacerá en un momento que ya es parte historia mundial. Con todo lo negativo que pueda parecer, no todo el mundo puede contar una historia tan fascinante generación tras generación.