Actividad física y estimulación cognitiva para mayores, sin salir de casa

Sesiones virtuales individuales y personalizadas, adaptadas a las necesidades específicas de cada usuario. Entrenar en streaming cuerpo y mente es ya una realidad al alcance de las personas mayores.

Con los gimnasios y los centros deportivos cerrados, las clases en streaming desde casa para personas mayores son una alternativa muy útil. ©PHOTOGRAPHEE.EU - STOCK.ADOBE.C

Las redes sociales y las aplicaciones móviles ofrecen una variada oferta para hacer ejercicio desde casa, especialmente en este periodo de confinamiento. Las hay para todas las edades y púbicos, incluido el rango de edad entre los 65 y los 85 años. Pero la realidad es que, este grupo de población, demanda “hilar más fino” en cuanto a las propuestas de actividad física, ya que, en su caso, es necesario prestar especial atención también a la estimulación cognitiva.

Como demuestran numerosos estudios científicos, las funciones cognitivas se relacionan estrechamente con la actividad física. El ejercicio físico, al aumentar el volumen del flujo sanguíneo cerebral, mejora el rendimiento cognitivo, incluso a edades avanzadas. De este modo, su práctica regular protege frente a las enfermedades asociadas a la edad y preserva la calidad de vida, reduciendo el riesgo de deterioro. Con la edad, el cerebro humano sufre una involución paulatina y disminuye el rendimiento cognitivo. Aparecen distintas alteraciones que pueden dificultar las funciones cognitivas: el cerebro procesa la información más lentamente, y como resultado, el tiempo de respuesta se retrasa.

Entrenar cuerpo y mente

Teniendo en cuenta estos factores, HomeWellness Madrid, centro wellness especializado en ofrecer tratamientos personalizados que integran entrenamiento personal, en grupos reducidos, fisioterapia y consejo de hábitos de vida y alimentación; y memoriK, empresa dedicada a la estimulación cognitiva profesional y en remoto para personas mayores, se han unido para crear un sistema de entrenamiento en streaming que combina sesiones virtuales individuales y personalizadas, adaptadas a las necesidades específicas de las personas mayores. En estos momentos, está siendo de especial utilidad para muchas personas que habitualmente se ejercitaban en algún gimnasio, centro deportivo o centro para mayores, que ahora están cerrados.

“Es importante que este colectivo cuente con apoyo profesional, especialmente en este momento en el que la crisis del Covid-19 les ha dejado sin alternativas, para poder mantener un estilo de vida de calidad y saludable. Gracias a las nuevas tecnologías, un programa que aúne el entrenamiento físico la estimulación de la memoria en remoto, resulta sencillo de realizar", señala Eva Vinader, directora y fundadora de memorik. “El objetivo de estas sesiones es ralentizar el deterioro cognitivo, evitar la desconexión del entorno, aumentar la autoestima y autonomía personal, evitar el estrés y, en definitiva, mejorar la calidad de vida”, añade.

Sin “brecha generacional”

Ordenadores, tablets, smartphones, videojuegos… no son solo patrimonio de los jóvenes, si no que cada vez más personas entre los 65 y los 75 años los utiliza (cerca de un 60% usa internet en su día a día). Aunque algunos todavía están poco familiarizados con el uso de estos elementos, son capaces de aprender a utilizarlos correctamente y cada vez son más los que las han ido incorporando a su vida y las manejan sin dificultad. El solo uso de estas tecnologías, es ya una herramienta en si para la estimulación cognitiva, que presenta una serie de ventajas, entre las que se encuentran:

  • La comodidad de poder trabajar desde casa.
  • La flexibilidad de poder organizarse su tiempo y realizar cambios, y no tener que pausar la estimulación en el caso de que se encuentre fuera de su domicilio habitual.
  • Son atractivas y dinámicas: las múltiples posibilidades que ofrecen resultan motivantes para las personas mayores, lo que resulta positivo para el estado de ánimo y para la adherencia a la terapia.
  • Favorecen su autoestima. El ver que han sido capaces de aprender algo nuevo para ellos y comprobar que se manejan con ellas sin dificultad resulta positivo para su confianza en sus propias capacidades.
  • Les acercan al sistema de trabajo en la vida real, facilitándole autonomía en actividades como manejar las cuentas bancarias, mantenerse en contacto con amigos y familiares, hacer la compra on line, reservar viajes u otras actividades de ocio, entre otras.