Los médicos de Madrid desmontan la campaña contra Ayuso: “No hemos abandonado a su suerte a los mayores en las residencias”

El Colegio profesional rechaza que los facultativos hayan negado la asistencia a personas mayores enfermas y denuncia que “la falta de recursos ha obstaculizado” su “determinación para salvar vidas”

El Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) coincide con diez sociedades científicas que rechazaron hace días la priorización de decisiones asistenciales atendiendo a criterios como la edad durante los momentos más duros de la pandemia, lo que viene a desmontar la campaña emprendida por un sector de la izquierda contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

En un comunicado, la corporación profesional que preside Miguel Ángel Sánchez Chillón manifiesta su “más absoluto rechazo” a las voces que han cuestionado las decisiones de priorización asistencial de pacientes con Covid-19 que se han tomado en los centros sanitarios y residencias de mayores desde que comenzase la crisis.

El Icomem rechaza en concreto que se acuse a los médicos de haber excluido o negado la asistencia sanitaria a personas mayores enfermas o de abandonarlos a su suerte en residencias de toda España, no sólo de Madrid. “Esta institución respalda el buen quehacer de todos los colegiados antes, durante y después de la fase álgida de la pandemia y subraya que se ha actuado cumpliendo fielmente las normas éticas y deontológicas de la profesión y con criterios ajustados a la evidencia científica, a la praxis médica habitual y a los recursos disponibles”.

Sánchez Chillón asegura en el comunicado que “el médico ha respondido ante esta pandemia en cumplimiento de su deber, su responsabilidad e, incluso, con riesgo de su propia seguridad sin esperar contrapartidas. Sin embargo, la falta de recursos ha obstaculizado esta determinación por salvar vidas. Por lo que consideramos urgente dejar de cuestionar su labor y hacer un profundo análisis de la gestión realizada para optimizar el rendimiento de nuestros recursos, proveer a los profesionales sanitarios de una reserva de material de protección, ampliar las plantillas y fortalecer la atención primaria para responder adecuadamente si volviéramos a vivir circunstancias tan trágicas como las de las últimas semanas”.

El Icomem asegura que valorará cualquier comentario en contra de las actuaciones que han llevado a cabo los médicos en base a criterios clínicos como un intento de menospreciar a la profesión en su conjunto.