«El angiógrafo biplano permite ser más exactos y evita complicaciones»

Entrevista a los Dres. Alfredo Casasco y Laura Paúl, radiólogos intervencionistas del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid

-El futuro de las intervenciones quirúrgicas se dirige hacia cirugías cada vez menos invasivas. ¿Y hoy? ¿Cuántas de las intervenciones se hacen a través de catéteres finos?

En lo que respecta a la Neuroradiología intervencionista, especialidad hacia la cual está fundamentalmente orientado un angiógrafo biplano, hoy en día se tratan dependiendo del tipo de patología, por vía endovascular, entre un 30 y un 100% de la totalidad de las patologías vasculares del cerebro y médula espinal.

-¿En qué tipo de enfermedades es más habitual emplear esta técnica y en cuáles las que menos?

Las patologías más frecuentemente tratadas son los aneurismas cerebrales, las malformaciones arteriovenosas cerebrales y medulares congénitas y las adquiridas, la patología isquémica aguda (ictus) y crónica (estrecheses o estenosis de las arterias del cuello a destino cerebral como las carótidas). Menos frecuentemente se tratan los tumores cerebrales, donde estas técnicas sólo sirven para desvascularizar un tumor muy vascularizado, para prepararlo para una cirugía.

-El angiógrafo biplano permite ver imágenes simultáneas en distintos planos. ¿Qué mejoras supone esta técnica utilizada en quirófano?

La visión simultánea en dos planos del espacio permite ser más exactos en nuestras maniobras evitando complicaciones durante los procedimientos terapéuticos. Por ejemplo, en un plano único, como puede ser la visualización de frente del cráneo, no podremos saber si nuestros catéteres o substancias inyectadas se dirigen hacia atrás o hacia adelante, información que sí es posible obtener en una visión de perfil. A la inversa: en una visualización única de perfil, no podremos saber si nuestros catéteres o substancias inyectadas van hacia la derecha o hacia la izquierda. En consecuencia, con la visualización simultánea de los dos planos, la información se duplica.

-¿Permite reducir los tiempos durante la intervención?

El hecho de poder realizar radiografías o imágenes en vídeo en dos planos simultáneos con una sola inyección de contraste en las arterias nos permite ganar tiempo y, a su vez, disminuir a la mitad la cantidad de sustancia de contraste inyectada al paciente, lo cual es especialmente útil en los enfermos con patología renal y en los niños donde el volumen de líquidos inyectados debe ser menor.

-El angiógrafo biplano permite o facilita el tratamiento con imágenes en 3D. ¿En quirófano también o ya no sería necesario?

El angiógrafo biplano, por tener gran maniobrabilidad, permite si fuera necesario utilizar un solo plano a la vez o los dos en forma simultánea, con gran variedad de movimientos en distintas posiciones del espacio en forma conjunta o independiente. La angiografía 3D es un complemento fundamental que ya poseen los angiógrafos monoplanos de última generación, y el biplano se sirve de ella de la misma manera. A esta posibilidad debemos agregar la posibilidad de realizar un TAC con el mismo angiógrafo, lo cual permite tener una visión del tejido cerebral y de las arterias y venas en forma simultánea, agregándose también las técnicas de fusión de imágenes que nos proporcionan información de altísima precisión.

-¿Cuántas intervenciones anuales esperáis realizar gracias al nuevo quirófano con angiógrafo biplano en el Quirónsalud Madrid?

Teniendo en cuenta que las intervenciones en las cuales se indica la utilización de un angiógrafo biplano son sobre todo aquéllas orientadas a la patología de alta complejidad del sistema nervioso central, se calcula que podríamos realizar entre 150 a 200 intervenciones anuales. A esto se deben agregar las intervenciones de otras especialidades, en las cuales se puede usar ocasionalmente uno de los planos del angiógrafo, pues no debemos olvidar que los dos planos pueden funcionar independientemente uno del otro.

-¿Cuántos quirófanos de este tipo hay en España y en la UE?

En España hay ya instalados 10 angiógrafos biplanos, de los cuales tres están instalados en la Sanidad privada y siete en la sanidad pública, pero el angiógrafo recientemente instalado en el Hospital Universitario Quironsalud Madrid es el único híbrido y de última generación, con lo cual cuenta con las mayores ventajas técnicas existentes hasta el momento. A nivel europeo, angiógrafos biplanos híbridos de última generación similares al instalado en el Hospital Quirónsalud de Madrid hay aproximadamente cinco.

-¿Para qué enfermedades es más útil?

Donde se aprecia la mayor utilidad, seguridad, y precisión del biplano es en el tratamiento de las malformaciones vasculares del cerebro y médula espinal, tanto en el adulto como en el niño. También es de gran utilidad en el tratamiento de malformaciones vasculares maxilofaciales, y en la desvascularización de tumores de cabeza y cuello mediante cateterismo o mediante punción directa (técnica esta última puesta a punto y desarrollada por nuestro equipo). En el ictus isquémico (falta de riego cerebral), el angiógrafo biplano permite trabajar más rápido, con lo cual, el cerebro queda sin riego menos tiempo que con un angiógrafo monoplano.

-¿Y para qué otras patologías sirve?

La visión biplanar simultánea sirve también para la realización de punciones biopsia, así como para el tratamiento de la patología de la columna vertebral, donde es de gran utilidad controlar la dirección de las agujas o instrumentos que se dirigen hacia las vértebras.

-¿En qué medida el empleo de este nuevo quirófano híbrido con angiógrafo puede acortar el tiempo de recuperación de un paciente?

Cuanto menor sea el tiempo de duración de una anestesia y cuanto menos tiempo tengamos nuestros catéteres dentro del sistema circulatorio del paciente, menos traumáticos seremos, menor cantidad de líquidos inyectaremos y menor será el tiempo de recuperación de nuestros pacientes.