Claves para poder diferenciar entre gripe, catarro y Covid-19

La tos y el ahogo son los síntomas más alarmantes y que más pueden ayudar

Llega el otoño y con él la época de gripe, este año además en convivencia con el nuevo coronavirus, una combinación que puede ser explosiva. Evitar confusiones e identificar entre estas distintas patologías con sintomatología similar puede resultar de gran ayuda para actuar en consecuencia pero, ¿cómo saber si estamos ante un caso de Covid-19, de gripe o un simple catarro?

Como reconoce el doctor José Daniel Alcázar, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Málaga, «en la fase inicial de estos tres procesos, los síntomas pueden resultar prácticamente indistinguibles; sin embargo, aunque la mayoría de ellos no son específicos de ninguna patología, hay algunos que pueden guiar en el diagnóstico».

Para diferenciar estos tres procesos tan frecuentes que ocurren en otoño e invierno, «podemos fijarnos en una serie de síntomas que nos pueden dar la clave, como la fiebre elevada y la presencia de cansancio o astenia intensa; más relacionados con un proceso gripal o de Covid que con un simple catarro. La fiebre suele estar presente tanto en la gripe como en la Covid pero es muy infrecuente en el catarro común. También, ojo a la presencia de complicaciones respiratorias; mucho más frecuente en la Covid que en la gripe, aunque también puede haberlas y no así en el catarro», señala el experto.

Por otro lado, la gripe tiene habitualmente un inicio mucho más abrupto que la Covid-19. Ante una gripe, podemos estar un día bien y al día siguiente tener una fiebre muy elevada, por ejemplo, mientras que el Covid suele tener un inicio más paulatino. El período de incubación también es fundamental, porque en una gripe suele ser de tres o cuatro días y en Covid en torno a dos semanas.

Alcázar incide en la atención a los síntomas respiratorios, la tos y el ahogo; «son los más alarmantes y que más pueden identificar un caso Covid, porque no son frecuentes o tan frecuentes en una gripe ni mucho menos en un catarro, donde predominan los síntomas de congestión nasal y moqueo».

¿Y los mocos?

Y, ¿podrían los mocos considerarse un síntoma «exclusivo» de Covid-19? Es decir, ¿el hecho de tenerlos puede servir para descartar el coronavirus? «No necesariamente –cuenta Laura Parra, jefa de Pediatría de Quirónsalud Alicante, quien apunta que, si bien es cierto que por regla general los pacientes que han pasado Covid-19 no suelen tener mucosidad abundante, «los síntomas pueden ser diferentes de persona a persona y cambian mucho dependiendo del grupo de edad del que hablemos. Los niños, por ejemplo, presentan la mucosidad (acompañada generalmente de fiebre, tos y malestar general) como un síntoma mucho más frecuente en estas infecciones que la población adulta, pero es verdad que los niños por regla general ante cualquier infección respiratoria van a tener mucosidad con más facilidad que un adulto».

Coincide en ello María José Gil Domínguez, pediatra del Hospital Quirónsalud Huelva: «La tos de la Covid-19 es característicamente seca, es decir no hay emisión llamativa de moco a nivel nasal ni bronquial, aunque hay que hacer algunas salvedades a este respecto: puede darse en un paciente con comorbilidades, es decir, patología crónica pulmonar que haga atípica su presentación y sí desarrolle tos productiva (con moco). Están descritas coinfecciones con otros virus, que pueden alterar la sintomatología a este nivel, por ejemplo, gripe y Covid-19».

Y es que la gran dificultad añadida para realizar este «diagnóstico diferencial» es, como explica Parra, que «hasta la fecha, con todos los pacientes que ha habido de Covid-19, no se ha identificado ningún signo o síntoma que se pueda considerar patognomónico (exclusivo) de esta enfermedad. Es verdad que hemos acabado viendo que por regla general suele ser un cuadro que comprende fiebre, tos, dificultad para respirar, malestar general, ageusia, anosmia y dolores musculares. Siendo estrictos, sobre el papel, estos mismos síntomas los podría causar cualquier otra viriasis, por eso siempre es necesaria la valoración presencial con un médico para orientar el cuadro del paciente», concluye la doctora Parra.

Tratamiento en cada caso

Hoy en día, no hay un tratamiento específico eficaz para ninguno de los tres procesos a pesar de que hay fármacos antivirales diseñados para la gripe y la Covid-19, así que su abordaje en los tres casos suele ser de mantenimiento y, en el caso de sospecha de Covid-19, con síntomas como una complicación respiratoria o fiebre de más de cuatro días, habría que acudir al Servicio de Urgencias.