Confianza

"Esta pandemia nos ha demostrado que somos interdependientes sin importar el rincón del planeta en el que se viva, ni sexo, ni edad, ni creencia o ideología"
"Esta pandemia nos ha demostrado que somos interdependientes sin importar el rincón del planeta en el que se viva, ni sexo, ni edad, ni creencia o ideología"Manu FernandezAP

Necesitamos confianza; es una de las bases de la democracia. Confianza en las instituciones y en las autoridades sanitarias; en la Ciencia y la Medicina; en el sistema de salud y sus profesionales. Desgraciadamente la actuación del Gobierno de la Comunidad de Madrid rompe esa confianza. Enrarece el ambiente y hace que el futuro parezca aún más sombrío.

Desgraciadamente las consecuencias son más profundas que un intento de desgaste al Gobierno de Sánchez, habrá mayores daños que lamentar, económicos y humanos. Con dicha actuación, no sólo hay que hacer frente al virus. Además, hay que combatir la de la desinformación y la crispación. La OMS hace unos días dio su voto de confianza al Gobierno español en la declaración de Estado de Alarma en Madrid. España está inmersa en una segunda ola pandémica.

Hay muchas personas asustadas, por el virus y las consecuencias económicas y sociales que viven en la actualidad o que se prevén. Qué más es necesario para que se deje atrás la pelea, la desinformación, los discursos negacionistas y el intento de rédito político, para que el Gobierno de Ayuso decida unir fuerzas contra la pandemia y promover acciones basada en la evidencia científica y la Salud Pública.

Nos jugamos mucho, está en riesgo la vida y la salud de las personas; también la economía. La pandemia nos ha enfrentado contra el espejo y ha revelado qué tipo de personas somos y qué sociedades conformamos. La conclusión a la que llego es que la competición, la dentellada, la aniquilación del contrario, la depredación, el sálvese quien pueda no es el camino.

En estos días de banderas, que deberían ser de hermandad y convivencia, pero que algunos usan como exaltaciones de la confrontación, quiero recordar que esta pandemia nos ha demostrado que somos interdependientes sin importar el rincón del planeta en el que se viva, ni sexo, ni edad, ni creencia o ideología... Ahora es tiempo de unidad y confianza.