¿Por qué se ponen los dientes amarillos y cómo recuperar el blanco original?

Algunos alimentos y el tabaco oscurecen la dentadura, pero la genética también juega un papel importante

El color de los dientes depende, entre otras cosas, del grosor del esmalte
El color de los dientes depende, entre otras cosas, del grosor del esmalte

Los blanqueamientos dentales son uno de los tratamientos estrella de las clínicas. Tener los dientes amarillos no es un problema irresversible gracias a estas técnicas, pero también es útil seguir una serie de consejos para presumir de una sonrisa mucho más sana y estética. Antes de obsesionarse con el color de los dientes, lo mejor es entender qué factores hacen que sean más amarillos o más blancos. Hay algunos motivos que están bajo nuestro control, como es la alimentación, la higiene, la medicación y el consumo de tabaco o drogas, pero otros que se escapan de nuestras manos.

Mucha gente se preguntará: “Si no fumo, no bebo y mantengo una buena higiene bucodental, ¿por qué me veo los dientes más amarillos?”. La respuesta es sencilla y es que la genética juega un papel muy importante. En el color influyen dos partes de los dientes, el esmalte y la dentina. Algunas personas tienen una capa más gruesa de esmalte y por eso sus dientes son más blancos, mientras que en los casos que si la capa exterior es más fina, dejará ver la dentina, que es tiene un color amarillento. Esto afecta habitualmente a los pelirrojos.

La edad también es un factor importante, ya que con el paso del tiempo se produce un desgaste en la dentición y una desmineralización dental, lo que provoca la pérdida del blanco original de los dientes, según explican desde Dentix. La solución a este problema es el blanqueamiento si ya es demasiado tarde, pero siempre se pueden prevenir o posponer estos tratamientos si se conocen los otros aspectos que afectan al color de nuestros dientes.

Alimentación

Hay alimentos y bebidas que no se llevan bien con el blanco de los dientes porque contienen pigmentos de color que tiñen la dentadura. El más conocido es el café, pero también hay otros como el té, los refrescos de cola, el vino tinto, las granadas o los arándanos.

Higiene

La higiene bucodental no solo afecta al color de nuestros dientes, sino a la salud de los mismos. Al cuidar nuestra boca, prevenimos la pérdida del blanco original y otros poblemas mucho más serios y dolorosos.

Medicación

Algunos medicamentos, como la doxiciclina (antibiótico), decoloran los dientes cuando se consumen durante la infancia. Para los adultos, los medicamentos que amarillean la dentadura son los antidepresivos o lo antihistamínicos como la difenhidramina.

Tabaco

El consumo de tabaco de combustión es perjudicial para la salud. El tabaquismo es una causa importante de enfermedad de las encías grave en los Estados Unidos, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Su consumo no solo amarillea los dientes, sino que provoca otros síntomas como dolor al mascar, enrojecimiento de las encías o dientes sueltos y sensibles.