El dolor cervical y lumbar, principal causa de absentismo laboral en España

El coste empresarial oscila entre los 1.258 y los 13.000 euros

El dolor de espalda es una de las principales causas de baja laboralTOPDOCTORS

Los problemas en la región lumbar causan en la actualidad el 25% de las bajas laborales en España, constituyendo la segunda causa de éstas, según el informe 2019 del Sistema Nacional de Salud que elabora el Ministerio de Sanidad. Según la doctora Juan Sánchez, médico de familia y coordinadora del Grupo de Dolor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se estima que la media de días de baja por lumbalgia aguda es de aproximadamente 41 días al año. Este grave problema acarrea un enorme coste empresarial. El de la cervicalgia provocada por un accidente de trabajo que genera ausencia en el puesto de trabajo es de 6.878,4 euros, mientras que si el trabajador sigue asistiendo al trabajo el coste se reduce hasta los 1.363 euros. Cuando la cervicalgia es provocada por un accidente in itinere, los costes totales de la patología se incrementan: superan los 13.000 euros si el trabajador se ausenta del trabajo y, en cambio, si el accidente no genera baja, los costes son 2.300 euros. En relación con la lumbalgia el coste medio en los casos en que dicha patología impide continuar con la labor profesional es de 3.417,5 euros, mientras que si el trabajador puede continuar asistiendo al trabajo, el coste es de 1.258,35 euros. Esta realidad ha llevado a la Unión Europa a poner en marcha un programa de investigación, con el fin de desarrollar una herramienta tecnológica que permita un manejo y seguimiento más eficaz y eficiente para los pacientes con este tipo de dolencias. En el proyecto, que coordina el Instituto de Biomecánica de Valencia, participan once entidades, entre ellas GMV, en calidad de líder industrial y socio tecnológico, así como la mutua de ámbito nacional MAZ. La plataforma desarrollada recoge datos de pacientes con dolores de espalda y cuello, los armoniza y ofrece conclusiones a los especialistas para desarrollar tratamientos personalizados y monitorizar la evolución de la enfermedad, según informan.