La saliva predice la obesidad infantil

Este hallazgo sugiere que el riesgo de obesidad puede transmitirse de madre a hijo

La tasa de obesidad infantil, que llega ya al 10 por ciento, se ha doblado en apenas cinco años
La tasa de obesidad infantil, que llega ya al 10 por ciento, se ha doblado en apenas cinco años

La universidad estadounidense de Vanderbilt ha desarrollado un marcador molecular que, en la saliva, predice la aparición de obesidad en niños. Como describe la doctora Shari Barkin en «BMC Medical Genetics», este hallazgo respalda los continuos esfuerzos para identificar biomarcadores asociados con la aparición de obesidad infantil antes de que el índice de masa corporal (IMC) sea designado como obeso.

El equipo de esta científica, que dirige el departamento Investigación de Obesidad Pediátrica en el Hospital infantil Monroe Carell Jr., en Vanderbilt, recopiló muestras de saliva al inicio del estudio de los niños que participaron en el ensayo «Growing Right Onto Wellness» (GROW). En total 610 parejas de padres e hijos en edad preescolar, el 90% de los cuales eran hispanos, recibieron una intervención conductual en dosis altas durante un período de estudio de tres años. En el momento ser admitidos en base al protocolo del estudio, los niños estaban en riesgo de obesidad.

En un trabajo anterior estos investigadores analizaron muestras de saliva de un subconjunto de niños inscritos para la metilación de genes asociados con la obesidad. La metilación es una «marca» epigenética en el ácido desoxirribonucleico (ADN), la «molécula de la vida», que regula la expresión génica. Descubrieron que la metilación en 17 sitios de ADN en la saliva basal de los niños estaba asociada con el IMC de la madre.

Este hallazgo sugiere que el riesgo de obesidad puede transmitirse de madre a hijo. Ahora, en este trabajo los científicos han evaluado las asociaciones entre la metilación salival basal y los cambios objetivos en el IMC de los niños, después de tres años de análisis.