Sanidad vende triunfalismo en un verano con casi 4.000 muertos

Haber alcanzado el 70% de la población inmunizada carece de impacto real por la expansión de la variante Delta

La ministra de Sanidad, Carolina Darias
La ministra de Sanidad, Carolina DariasA. Pérez Meca Europa Press

El Gobierno ha arrancado el curso en materia de Covid-19 como lo terminó: vendiendo humo. La ministra Carolina Darias y otros compañeros han aprovechado los últimos días de agosto y los primeros de septiembre para difundir a bombo y platillo el dato de que España ha alcanzado el 70% de la población inmunizada con la vacuna contra la Covid-19. Se trata de un hito que llega con algo de retraso sobre la fecha prometida –el presidente del Gobierno anunció que se alcanzaría el 18 de agosto, y no se ha logrado hasta septiembre–, y que carece de impacto real, pues el avance de la variante Delta o india –la que Fernando Simón decía en enero que sería marginal en nuestro país– inutiliza ese porcentaje para alcanzar la inmunidad grupal o de rebaño que blindaría a la población y lo ha elevado hasta un 90%.

Las propias estadísticas del Ministerio de Sanidad desmontan la supuesta virtud de ese 70%: en lo que llevamos de verano el número de contagiados ha superado holgadamente el millón, y han fallecido cerca de 4.000 personas, frente al verano de 2020, cuando no llegaron ni a mil. Datos, en definitiva, que desmontan el triunfalismo oficial y demuestran que el optimismo que mostraba la autoridad sanitaria antes del verano no correspondía con la realidad. Sanidad tendrá que decidir ahora sobre la tercera dosis de la vacuna y deberá hacerlo, además, sin una base estadística fiable. Como bien ha denunciado en el Congreso la ex ministra Ana Pastor, tendría que haberse realizado antes el estudio sobre la inmunicidad que han otorgado las vacunas administradas hasta ahora para saber cuántos inmunizados se han infectado.